César Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 17-Sep.- Luego de sepultar el cuerpo de su hija Mara Fernanda Castilla Miranda, su madre, Gabriela Miranda, exigió justicia, pero no sólo para ella, sino para todas las víctimas de feminicidio.
La familia y amigos de Mara, asesinada en Puebla por un chofer de la empresa de transporte privado Cabify, encabezaron en Xalapa, Veracruz, una marcha para demandar a las autoridades un alto a este tipo de crímenes.
“Yo le pido a todas las autoridades, pero no solamente de nuestro estado, sino de todo el país, que piensen que hoy fue mi hija, la que yo enterré, pero el día de mañana, o al ratito, en la noche, puede ser la hija de cualquiera de ustedes, de cualquier estado, no importa, sólo necesita ser mujer para ser lastimada”, externó Gabriela.
“Ojalá y con la partida de mi hija Mara se pueda dar un gran paso para que esta situación se termine. Ni una más, que mi hija Mara sea la última”, soltó.
La mujer también pidió esclarecer todos los casos de desaparición en México, ya que en esa situación fue reportada Mara, el 8 de septiembre, hasta que el viernes fue localizado su cuerpo.
“Vengo buscando justicia, pero no solamente para mi hija, porque afortunadamente ya está en el cielo. Tuve la fortuna de contar con todos ustedes para encontrarla”, comentó ante cientos de personas que se reunieron para marchar.
“Sabemos que hay muchos casos de mujeres, de niños, de jóvenes, que sus familias siguen teniendo la incertidumbre, después de meses, años, y de verdad que vivir una situación así, es un verdadero infierno”, dijo.
Karen Castilla indicó que la vida sin su hermana Mara será difícil, pero que buscará justicia para ella y todas las personas desaparecidas.
Al grito de “Mara, Mara, justicia para Mara”, y “Ni una más, ni un más. No queremos ni una más”, comenzó la marcha por las calles de Xalapa.
La gente, vestida de blanco, portó pancartas para externar su postura contra la violencia hacia las mujeres. “Todas estamos expuestas” y “Pudo haber sido mi hija”, decían algunos de los letreros.
Luego de ser velado desde el sábado, el cuerpo de Mara fue sepultado a las 13:00 horas en el panteón Bosques del Recuerdo de la capital veracruzana.
“Siempre contigo tus amiguis”, decía un letrero en una de las coronas de flores, junto a fotografías de la joven.
A la funeraria llegaron llenos de arreglos florales tres camiones y una camioneta de la Universidad Popular Autónoma de Puebla (UPAEP), donde Mara, de 19 años, estudió año y medio la licenciatura en Ciencias Políticas.