El diputado Dennnys Gómez propone reformar los artículos 4°, 178 y 362 del Código de Ordenamiento Territorial, Desarrollo Urbano y Vivienda para el Estado, para que las casas sean accesibles a discapacitados.
Considera que la acción tendiente a reordenar o renovar las zonas de un centro de población de incipiente desarrollo, o deterioradas física o funcionalmente, debe ser con base en los requerimientos de personas con discapacidad o necesidades específicas.
“Asimismo, todas aquellas acciones, construcciones, reparaciones, ampliaciones, remodelaciones, reconstrucciones, demoliciones, adecuaciones e instalaciones realizadas en suelo urbanizado o en proceso de urbanización, deben ser con una proyección sostenible, ecológica y de atención a este grupo poblacional”.
Ponderó la importancia de establecer los requisitos arquitectónicos y lineamientos generales para facilitar el acceso, tránsito y permanencia de las personas con discapacidad y grupos vulnerables a toda edificación de utilidad pública, los establecimientos de atención médica y a los espacios construidos de servicio público, aplicables en la instalación, construcción o modificación, en todo o en parte de cualquier infraestructura, equipamiento o servicios urbanos.
Finalmente, dijo que los fraccionamientos habitacionales urbanos, deberán tener como mínimo, en el caso de las viviendas tipo popular, lotes con frente no menor de seis metros, ni una superficie menor de 90 metros cuadrados. Se permitirá la construcción, como máximo, en el 85% de la superficie del lote y el resto se aprovechará en espacios abiertos.