La Comisión Nacional de Salarios Mínimos debe desaparecer, demandó el presidente de Canaco Aguascalientes, Rubén Ángel Berumen de la Cerda, al considerar que es un ente costoso para el pueblo y no sirve para nada.
Prueba de ello, dijo, es el más reciente aumento al salario mínimo que de ninguna manera resuelve la economía de algún trabajador, éstos ya no ganan el salario mínimo y en su caso lo único positivo que puede advertirse es que todo aquello que aún se tasa en salarios mínimos, no suba tanto y no esquilme a quien debe pagarlo.
En conferencia de prensa, el líder de los comerciantes organizados de Aguascalientes dijo que en la vida diaria lo que los patrones enfrentan ante cualquier contratación de servicios, sean domésticos, obreros o campesinos, es que nadie trabaja por menos de 200 pesos diarios, incluso hay quienes lo rechazan en algunas áreas de la entidad.
Para terminar, Berumen de la Cerda dijo que esta comisión no está cumpliendo su misión y que “seguramente no lo logrará”.