Para evitar infecciones en vías urinarias, hay que usar ropa interior de algodón, tomar por lo menos dos litros de agua simple al día y no contener las ganas de orinar, destacó el doctor Óscar Herrera Vázquez.
El especialista del IMSS explicó que los riñones cumplen la función de expulsar por la orina los desechos finales del metabolismo, y regulan las concentraciones de los líquidos corporales, agua, sales y minerales (sodio, calcio, hidrógeno y potasio) en la sangre para mantener el equilibrio hidroelectrolítico.
“Con simples medidas de prevención, se pueden evitar estas enfermedades y en consecuencia, reducir la creciente consulta por esta causa”.
Refirió que ante síntomas como ardor y necesidad urgente de orinar, se debe acudir a la Unidad de Medicina Familiar para que se realicen los estudios necesarios e iniciar tratamiento, ya que la automedicación no funciona.
“Cuando una persona se resiste a orinar, se provoca irritación en la vejiga y dolores por la distensión. Asimismo, no excretar evita el arrastre mecánico de las bacterias que se hallan en la uretra y genera infecciones en las vías urinarias”.
Comentó que estos padecimientos son más frecuentes en mujeres que en hombres, tres a uno, por un tema anatómico, ya que el recto está más cerca de la uretra femenina e incluso es más corta. Las mujeres de 20 a 60 años de edad son las más afectadas, mientras que en hombres se da a partir de los 60 años.
Recordó que el aseo adecuado después de evacuar es fundamental para evitar infecciones en uretra, vejiga e incluso riñones.
Finalmente, dijo que para librar el riesgo de infecciones, es necesario ingerir dos litros de agua simple potable, que ayudarán a la producción de orina y a mantener un arrastre continuo, para que la orina no se estanque.