Se ha engañado, advirtió el presidente de Movimiento Ciudadano, Jaime Durán Padilla, a los ciudadanos que han creído en la convocatoria para reunir firmas este domingo y lograr con ello la suspensión del financiamiento público a los partidos políticos. Explicó que son unos muchachos que tienen muchas ganas de quitarles el dinero a los partidos políticos, pero que están haciendo todo mal, de tal forma que las firmas que logren para su movimiento denominado Política Millenial, “no servirán para nada”.
En conferencia de prensa, aseguró coincidir con ellos en la suspensión del financiamiento público a las fuerzas políticas, especialmente en este momento en que lo mejor sería destinar el recurso a otras necesidades. Sin embargo, recalcó, “lo están haciendo mal”, porque lo pretenden impulsar como iniciativa popular, pero el Código Electoral de Aguascalientes prevé que no puede haber una reforma en ese ordenamiento bajo esa figura ciudadana.
Así, sugirió a los jóvenes “que se metan a estudiar un poquito; hay gente que sí sabe de derecho electoral; que se acerquen a ella para lograr su iniciativa a la que se estaría sumando Movimiento Ciudadano, pero solamente si lo hacen bien”.
A los ciudadanos interesados en el tema, planteó que cuando firmen y sumen voluntades lo hagan conscientes de que no servirá para nada, de tal manera que no se vayan a decir decepcionados dentro de 15 días cuando no haya repercusión alguna.
O bien, que se acerquen a los diputados del PAN que tienen la mayoría en el Congreso local, pues si lo hacen con los del PRI la iniciativa no va a prosperar; la otra opción que sugirió fue que esperen al próximo año cuando Movimiento Ciudadano tenga diputados en funciones e impulsen primero la reforma al Código, y luego la aprobación de la iniciativa “sin voto no hay dinero”.
Durán Padilla cuestionó además que no se haya notificado al Instituto Estatal Electoral sobre la colecta dominical de firmas, de tal manera que no habrá nadie que valide el grueso del respaldo ciudadano, mismo que de todos modos no sería validado al estar apoyando reformar un Código que no se puede reformar a través de iniciativa popular.
Demandó por último “no alborotar a la gente” nada más porque sí y sobre todo, no andarse quejando después de que ir a firmar no sirvió para nada.

¡Participa con tu opinión!