Luego de aplaudir el programa de saneamiento del Río San Pedro, Humberto Martínez Guerra confió en que no se trate de una “llamarada de petate” y todo se quede a medias o en buenos deseos; recordó que desde hace 30 años, los gobernadores en turno han ofrecido transformar ese foco de infección, pero sexenio tras sexenio ha sido la misma promesa.
El empresario, consideró que por lo pronto, las autoridades ambientales, deben aplicar acciones de fumigación, ya que los habitantes de las colonias vecinas del cauce, ya no soportan la gran cantidad de zancudos, problema que se padece más en época de calor.
“También deben considerar la aplicación de sanciones más severas a quienes contaminen el río con sus desechos, sean empresas o particulares”.
Comentó que además de las autoridades, la sociedad también debe contribuir a la regeneración del río, convertido en basurero y aguas pestilentes en ciertos tramos.
Incluso se pensó en transformar el río, con la plantación de árboles, construcción de hoteles, restaurantes, tipo San Antonio, pero el proyecto nunca aterrizó.
“No aspiramos a tanto, y claro que si hubiera inversionistas interesados en un proyecto de avanzada, serían bienvenidos, pero a corto plazo, la población sólo aspira a que ese cause no sea destino de todo tipo de desechos”.
Reiteró que tiene que avanzarse en el saneamiento, para que las aguas tratadas que ahí se vierten, y que no se reúsan, permanezcan en buen estado; debe pensarse en cómo utilizar esa agua o retenerla, porque no es justo que el estado gaste el tratamiento del agua y el líquido termine en otro estado, al seguir su curso.
Reconoció la participación de las empresas en el saneamiento de un tramo y no dudó que más industrias se sumen a este propósito.
“En las acondiciones actuales, el río es un grave foco de infección, y criadero de diversos zancudos, probablemente del chikungunya, poniendo en riesgo la salud de la población”.
Finalmente, Humberto Martínez hizo un llamado a la población a contribuir en el saneamiento del río, evitar tirar desechos y en la medida de lo posible, hacer brigadas de recolección de basura.

¡Participa con tu opinión!