Puso en marcha la delegación de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) el operativo de verificación y vigilancia con motivo del Día de las Madres. La dependencia federal detalló que comenzaron a visitar distintos establecimientos con el fin de cuidar que cumplan con lo que establece la Ley Federal de Protección al Consumidor y las Normas Oficiales Mexicanas.
Señaló que mediante dicho operativo, que inició desde este fin de semana y concluirá el próximo 10 de mayo, estarán atentos de que la información que exhiban los establecimientos sea clara, objetiva, veraz y comprobable, por lo que extenderán las visitas a lo que son tiendas departamentales, de autoservicio, restaurantes, bares, joyerías, florerías, pastelerías, zapaterías, tiendas de aparatos electrodomésticos, teléfonos celulares, ópticas, tiendas de ropa, de regalos, entre otros.
Adicionalmente, la dependencia federal dio a conocer que el operativo también incluye la revisión de los distintos instrumentos de medición, con el objetivo de garantizar que estén debidamente calibrados y ajustados a lo que marcan las normas, por lo cual estarán pendientes de las transacciones comerciales que se realizan cotidianamente.
Apuntó que también se extenderán a revisar incluso los relojes checadores de los estacionamientos, luego de que recientemente la Profeco ha recibido algunos comentarios y quejas de ciertos consumidores, en el sentido de que éstos no están debidamente ajustados, por lo que serán acuciosos y exigentes con los dueños de dichos establecimientos, para que asegurar que estén en buen funcionamiento.
Finalmente, la delegación de la Profeco recordó que, en caso de incumplimiento por parte de los negocios, a lo que marcan los artículos 25 de la Ley Federal de Protección al Consumidor y al 1457 de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, se podrían aplicar medidas precautorias y en caso concreto hasta la suspensión o inmovilización de los instrumentos de medición o de productos.