Atusa no está en condiciones de poner condiciones y la Coordinación General de Movilidad debe empezar a justificar su creación porque el actual gobierno llegará en los próximos días a un año y medio de gestión y no ha avanzado en el tema que fue su bandera de campaña, pero, “ahí vienen las elecciones”, señaló Francisco Ruiz López.

El presidente de la Región Bajío Norte de Coparmex recordó que la sociedad exige un transporte digno y el gobierno está obligado a brindarlo, con o sin Atusa y con o sin ley, si bien, el Congreso debe ponerse a trabajar en todas las iniciativas que hay pendientes.

En entrevista, el líder empresarial indicó que con Ley de Movilidad o sin ésta los concesionarios del transporte urbano que han querido ofrecer un buen servicio lo han hecho, mientras que quienes no han ofrecido calidad y eficiencia, nunca lo van a hacer.

Así que el gobierno debe garantizar que haya en Aguascalientes un servicio de calidad para los usuarios del transporte colectivo y lo tiene que cumplir con los concesionarios que sí quieran subirse a un tema de modernización y de inversión y prescindir de los renuentes.

Consideró que el tema de la ley es un pretexto para no salir de la zona de confort que por décadas les ha representado un negocio redondo sin mucho esfuerzo y que tiene sumido al estado y a su población en el peor servicio de transporte público del país.

Sin embargo, la ciudadanía no puede esperar más por un transporte mejorado pues ya casi llevamos año y medio de la presente administración cuya principal propuesta era la de mejorar el sistema y no lo ha hecho.

En ese sentido Francisco Ruiz López advirtió que “ahí vienen las elecciones y sin lugar a dudas los ciudadanos habrán de recordar quiénes son los políticos que sí cumplen y cuáles no lo hacen”.

Así, hizo un llamado a la Coordinación General de Movilidad para que proceda de inmediato a una mejora con los concesionarios que tengan voluntad y capacidad de hacerlo, prescinda de los que no quieren, pues está demostrado que sí hay interesados en hacerlo.

Finalmente hizo un vehemente llamado al Congreso del Estado para que saque adelante todas las iniciativas que tienen empolvadas y que debería entregar antes del 30 de junio que termina el periodo ordinario.

Demandó a los legisladores olvidarse un poquito de las ocupaciones que generan las próximas campañas políticas y recordar que están ejerciendo un cargo público que demanda resultados que justifiquen su asiento.