CDMX.- Pumas es un rival de cuidado, y en cada encuentro muestran mejorías.
El cuadro del Pedregal venció 3-0 al Morelia en la última fecha de la primera ronda de la Liga MX Femenil, en la que mantuvo su invicto en la Cantera, y con lo que dejó en claro lo difícil que será robarle puntos en casa.
Las pupilas de Ileana Dávila se repusieron ante un ordenado Monarcas que las petrificó en el primer tiempo, pero que no dieron batalla una vez que la capitana auriazul les rompió el hechizo.
A dos minutos de concluir la primera mitad, Deneva Cagigas cobró un tiro libre que dejó sin oportunidad a la guardameta purépecha y que, de paso, hizo sacudirse de la lluvia y el frío al público que ha ayudado a que la Cantera sea un territorio inconquistable.
El trámite del encuentro fue más que favorable para las universitarias, sobre todo después de un yerro de la portera Wendy Tello, quien quiso atajar un balón, pero el agua le jugó una mala pasada y dejó el esférico a merced de Dania Padilla que no perdonó el 2-0 a penas al minuto 47.
Pumas manejó el encuentro y puso cifras definitivas con un golazo de Karime Abud, la goleadora del equipo, que de volea colocó el esférico en el ángulo, al 67′.
“Aquí demostramos que esta es nuestra casa y les va a costar entrar. Mis jugadoras van de menos a más y siguen demostrando que tienen esa garra y ese corazón”, dijo al término del encuentro Ileana Dávila, como aviso de precaución al líder Pachuca, que las visitará la próxima fecha. Francisco Esquivel/Agencia Reforma.

¡Participa con tu opinión!