El gerente del Comité Sistema Producto de esta fruta, Pablo Arturo Alemán Hernández informó que ya comenzó la floración en algunos lotes de árboles, aunque se cuidan con torres de viento para salvaguardarlos de las heladas que se han estado sintiendo en el Estado. Desde que comenzó el clima invernal, dijo que se han acumulado varias horas de frío en los arboles, de modo normal se requieren alrededor de 350 horas, a fin de aspirar a un nuevo ciclo de cultivo en óptimas condiciones, apuntó.

Hoy en día se contabilizan trescientas hectáreas de huertos de durazno distribuidas en los municipios de Calvillo, Aguascalientes y principalmente Asientos, donde se concentra el ochenta por ciento de la superficie de cultivo en la entidad. Explicó que aproximadamente en el 15% de esas 300 hectáreas los arboles son nuevos ejemplares que buscan hacer el relevo de los que llegaron al final de su vida en los huertos.

Hasta el momento, el próximo ciclo de cultivo va en marcha sin contratiempos, pero habrá que esperar a que concluya este mes de febrero y que transcurran algunas semanas de marzo venidero para ver cuándo terminan las heladas y así contar con un panorama más amplio de lo que se puede esperar con esta fruta.

Pablo Arturo Alemán Hernández indicó que sólo tres municipios han querido entrarle a la producción de duraznos, muchos no le entran por no saber manejar los climas helados, las granizadas y otros factores. En su momento, algunos productores guayaberos de Calvillo quisieron cultivar durazno en lugar de la otra fruta, pero al final regresan a lo que conocen.

ALGUNOS DATOS:

  • 18 productores concentran las 300 hectáreas cultivables
  • El 85% de la cosecha es para consumo fresco
  • El 15% de la cosecha es para conservas, mermeladas y pulpas
  • Los tres puntos de mayor comercialización son CDMX, Monterrey y Guadalajara.