Esto sonará como cliché, pero no lo es: si hay algo que destaca en la QX30 es su estilo sensual.
Sí, sensual por la carrocería que combina de manera virtuosa, sensual por sus líneas curvas y alargadas, sensual por sus salpicaderas esbeltas y sensual por su cofre largo y techo bajo.
Su deportiva forma se complementa por joyería o detalles de diseño atrevidos, pero con un gusto impecable.
La parte trasera tiene un cristal bajo y envolvente, además de ser inclinado, que se combina con una línea de hombros muy delineada para darle un aspecto atlético.
La versión que evaluamos fue la Sport Plus, que tiene toques deportivos como rines de 19 pulgadas en acabado gris metálico y espejos negros.
Al pasar a la cabina, el temperamento contrasta respecto al expresivo exterior, pues el esquema de color es predominantemente negro, lo que le otorga una sensación de solemnidad.
Infiniti le ha dado personalidad propia a la cabina de la QX30, que tiene un diseño más curvo en las superficies.
Para mayor calidad, el tablero está tapizado en “Leatherette” (piel sintética) con costuras genuinas. Los asientos deportivos tienen respaldos altos y están recubiertos de piel nappa con elementos contrastantes.
El audio es Bose con 10 bocinas y el sistema de infoentretenimiento tiene pantalla táctil a color con navegación GPS con gráficas tipo 3D y cámara panorámica visión elevada para maniobras de estacionamiento con detección de objetos en movimiento.
Algo que se le puede criticar a la QX30 es que no integra conectividad CarPlay y Android Auto para smartphones.
La mecánica es de alta calidad, pues la Infiniti QX30 comparte plataforma con la Mercedes-Benz GLA.
El motor es turbo de 4 cilindros de 2 litros con 208 caballos de poder y 258 libras-pie de torque. Es fuerte y silencioso y a altas velocidades se siente más libre en su entrega de poder.
La transmisión es DCT de doble embrague con 7 cambios y su acción es decisiva y sus cambios se sienten precisos y directos.
En México, esta camioneta solo se ofrece con tracción delantera. Sería agradable que tuviera tracción integral.
Sí se puede percibir la tracción delantera al tomar curvas con rapidez, pues se siente la mayor parte del peso concentrada en el frente del auto y al acelerar a fondo el auto subirá.
En materia de seguridad, la QX30 está bien equipada, pues tiene 7 bolsas de aire, control automático de velocidad inteligente, sistema de advertencia de colisión frontal, monitoreo de puntos ciegos en espejos y advertencia de salida del carril.

Modelo: Infiniti QX30 Sport Plus
Motor
4 cilindros Turbo 16 válvulas
2.0 litros
Potencia 208 hp
Torque 258 lb-pie
Transmisión
Automática 7 velocidades doble embrague
Tracción
Delantera
Precio
$699,900

Compite con:
Modelo: BMW X2 sDrive 20iA M Sport
Precio: $659,900
Motor: cuatro cilindros turbo de 2.0 litros
Potencia: 192 hp
Torque:
206 lb-pie
Transmisión: Automática 7 velocidades doble embrague
Tracción: Delantera
Modelo: Volvo XC40 Momentum
Precio: $689,000
Motor: 4 cilindros turbo 2.0 litros
Potencia: 254 hp
Torque: 258 lb-pie
Transmisión: Automática 8 velocidades
Tracción: Integral

Seguridad: 5
Acabados:4
Costo Beneficio: 4
Equipo: 5

Veredicto:
La Infiniti QX30 es una camioneta compacta con carácter eminentemente urbano, que no alega ser un vehículo para uso en condiciones intensivas fuera del pavimento.
Su diseño es muy deportivo y este modelo tiene mucha presencia. Su interior es elegante y agradable, aunque su sistema de infoentretenimiento podría ser más intuitivo, pues le faltan elementos como conectividad CarPlay y Android Auto para smartphones. Tampoco tiene carga inalámbrica para celulares.
La QX30 tiene un manejo ágil, a lo que contribuye su transmisión DCT de doble embrague, que tiene un funcionamiento alerta y realiza los cambios con precisión.
Sería agradable que ofreciera tracción integral para un manejo más deportivo y balanceado, al igual que para mayor seguridad en pavimento resbaladizo.
Esta camioneta es para quien prioriza el diseño, pues luce más elegante que sus competidores.