El Heraldo de Aguascalientes

Protestan ciudadanos en las calles

Sergio Cuevas

Ciudadanos salieron nuevamente a protestar por el gasolinazo. Más de mil personas marcharon por las principales calles y avenidas de Aguascalientes demandando que se eche abajo el incremento en los combustibles que ya golpea a la canasta básica.
Poco después de las 2 de la tarde de este domingo, los ciudadanos partieron de la calle 28 de Agosto y la avenida Madero. Con mantas y pancartas en mano, los participantes gritaron consignas en contra del aumento a los combustibles y demandaron que se eche atrás este incremento.
Frases como “Urgente tumbar el gasolinazo”, “Va a caer, va a caer, la Reforma va a caer” fueron algunas expresiones que la gente manifestó durante esta marcha.
Un gran operativo por parte de las corporaciones policiacas, tanto municipales como estatales, resguardó en todo momento al contingente así como la seguridad en torno a los comercios y edificios públicos, resaltando que los pocos establecimientos que se encontraban abiertos a lo largo del recorrido no cerraron sus puertas en esta ocasión.
Al llegar a la explanada de la Plaza de la Patria, los integrantes del movimiento denominado “Resistencia Civil Pacífica de Aguascalientes”, que agrupa a varias asociaciones civiles y quienes hicieron la convocatoria a esta marcha, realizaron un mitin externando a los asistentes que estas acciones seguirán adelante, de manera pacífica hasta que se logre el objetivo de dar reversa al alza en los combustibles.
A nombre de esta agrupación, el coordinador Manuel Medina Ortega indicó a los asistentes que las marchas continuarán y anunció que habrá nuevas movilizaciones programadas para los días 22 y 30 de enero así como el 5 de febrero.
Igualmente, comentó que tras una reunión nacional se propuso formar una Coordinación Nacional del Movimiento de Resistencia Civil Pacífica donde Aguascalientes participará en una reunión que tendrá lugar el próximo sábado para determinar las acciones a seguir en este movimiento.
Resaltó que dentro del plan de acción solicitarán que se echen abajo las reformas estructurales y propondrán la reducción de los sueldos al 50% de diputados federales, senadores, ministros y funcionarios.