Gustavo García Olguin
Agencia Reforma

Cd. de México, México.- El Gobernador Javier Corral acusó al Canciller mexicano, Luis Videgaray, de frenar la detención y extradición del ex Mandatario de Chihuahua César Duarte.

El panista indicó que la estrategia del Gobierno de Enrique Peña es dilatar el caso Chihuahua con relación a los ex Mandatarios de Veracruz, Tamaulipas y Quintana Roo.

“Tenemos un cuello de botella, que es Relaciones Exteriores, en donde el propio Videgaray está cuidando su pellejo, ¡claro que sí!”, indicó Corral en entrevista con REFORMA.

Una de las acusaciones de mayor relevancia contra César Duarte es la presunta triangulación de 250 millones de pesos desde la Secretaría de Hacienda cuando Luis Videgaray era titular hacia el área educativa de la Administración del ex Gobernador y, posteriormente, hacia el PRI para las campañas de 2016.

Por esta causa penal, la Fiscalía de Chihuahua detuvo a Alejandro Gutiérrez, ex secretario general del tricolor, quien permanece preso en el Cereso estatal de Aquiles Serdán y cuyo caso ahora está en manos de un juez federal.

“¿De quién ha sido la protección?”, se le preguntó.

“Del Presidente directamente. Si traen a Duarte, Duarte se lleva a Peña. No hay la menor duda”, responde.

De 15 órdenes de aprehensión contra Duarte, la PGR sólo ha enviado 8 y tiene pendientes 7.

“Es muy importante entender la estrategia de Peña Nieto en el tema de Duarte. ¿De qué lo quiere descargar? De los asuntos de mayor cuantía y de los que involucran a funcionarios de su Administración y a su partido; ésa es la estrategia”, aseveró Corral.

Recordó que, tras la detención de Gutiérrez, el asunto de la extradición se detuvo.

“El proceso de extradición es un proceso complejo de entender en términos de la competencia, porque cuando lo quieren hacer lo hacen, con la rapidez con que hicieron lo de Javier Duarte y lo de Borge y lo de Tamaulipas.

“Cuando hay ganas y voluntad, hasta regresan el dinero, como le regresaron dinero al Gobernador Yunes, ¿no? Cuando hay ganas o acuerdos, cuando hay negociaciones. Pero en el caso nuestro nunca hemos querido negociar nada”.

Indicó que, ante la dilación en la extradición de César Duarte, ahora buscará a Marcelo Ebrard, propuesto como próximo Canciller de AMLO.

Cuestionado sobre si se la ha buscado para negociar, Corral recordó la retención de recursos departe del Gobierno federal.

“Nosotros nunca hemos aceptado condicionar nada, ni negociar nada”.

“Ha sido el intento más cínico, de chantaje, que ha recibido este Gobierno porque fue tan abierto, tan público, tan ostensible, y obviamente a lo largo de todo este año, Chihuahua ha tenido una presión indebida, ha tenido un sofocamiento en términos de recursos por parte del Gobierno federal”, indicó.

Corral acusó una serie de pretextos de la Federación para frenar la detención con fines de extradición de su antecesor.

Afirmó que uno de los más constantes de la PGR ha sido la traducción al inglés de las órdenes de aprehensión.

“Lo de las traducciones al inglés ha sido una y otra vez el pretexto. Nosotros les dijimos ¿cuántos traductores quieren? y nosotros los pagamos y nunca han querido”, indicó el Mandatario.

“Si de algo tenemos la certeza hoy por hoy es que en la PGR batallan con el inglés”, ironizó.

“Nunca se iniciaron los procesos de traducción (de las primeras) ni otro proceso que se conoce como de homologación, en el que se tiene que discutir el tipo penal mexicano en relación con los tipos penales en Estados Unidos, y englobarlos, o encuadrarlos en las conductas sancionadas”.