Para descongestionar hasta en un setenta por ciento la matanza de bovinos en el rastro capitalino y reorientar esa infraestructura a una planta de rendimiento y producción de harinas para consumo animal, el titular de la Sedrae, Manuel Alejandro González, se reunirá este lunes con el secretario del Ayuntamiento, Leonardo Montañez, para concretar su participación en el Rastro TIF y lograr la firma de convenio con la Unión Ganadera Regional Hidrocálida.

Para ello, el Gobierno capitalino se encuentra obligado a aportar la cantidad de 15 millones de pesos, y otra cantidad igual provendría de la Sagarpa federal, a fin de ejercerlos este año en la conclusión de la obra física del Rastro TIF, donde el Gobierno del Estado invertiría otros 10 millones de pesos para el 2018 en equipamiento, detalló.

El funcionario estatal indicó que el Municipio de Aguascalientes se encargaría de construir la planta de tratamiento de agua, por lo que los recursos podrían provenir de la CCAPAMA. “Este tema se ha platicado mucho con la alcaldesa, quien ha dicho en varias ocasiones que va en el proyecto, ante la necesidad de tener un Rastro TIF con sanidad e inocuidad”.

Agregó que la nueva infraestructura ayudará a desfogar la carga de trabajo del Rastro Municipal en San Francisco de los Romo, el cual ya no cumple con las condiciones sanitarias. Si se desfoga entre el 50 y 70% de la matanza hacia el nuevo rastro, se dejaría al otro como planta de rendimiento y de producción de harinas de sangre, de pieles y de hueso para alimento de otras especies animales, así como para el sacrificio de animales caídos.

En entrevista con El Heraldo, el secretario de Desarrollo Rural y Agroempresarial de Aguascalientes, señaló que integra el convenio con el Municipio y la UGRH, donde al Rastro TIF se pretende denominarlo como Municipal, y de esta manera se cumpla con la responsabilidad de prestar un servicio de rastro, aunque el Gobierno capitalino delegaría esa función a la Unión Ganadera.

Manuel Alejandro González Martínez consideró que las negociaciones avanzan entre ambas autoridades, estatal y municipal, donde la UGRH ha ejercido inversiones por 16 mdp propios, más otros 17.5 mdp en créditos con el FIADE, los cuales se encuentran vigentes y fueron reestructurados con una tasa de interés de 7% anual.

Por último, mencionó que el Rastro TIF tiene el compromiso de estar funcionando en un año, porque es una de las condicionantes de las reestructuras jurídicas y financieras que se han realizado en las últimas semanas, de tal manera que urge concretar las negociaciones con la Federación y el Municipio.

¡Participa con tu opinión!