Salvador Rodríguez López

El equilibrio que exige la vida colectiva dista de ser una tarea fácil, porque aquello que es positivo para unos resulta lo contrario en otros, situación que obliga a tomar las decisiones bajo un razonamiento que sea lo más aceptable para ambos.
Desde hace tiempo hay una lucha sorda entre los que demandan la reducción de rutas de camiones urbanos en el centro de la ciudad capital y los que se oponen tenazmente a que se aplique. Cada quien tiene sus motivos que plantean públicamente, en espera que los tomen en cuenta las autoridades, pero éstas han dejado para otra ocasión la respuesta, con lo que evitan un problema social en el que a final de cuentas salgan raspadas.
Para el dirigente sindical de los operadores del transporte urbano, Roberto Mora Márquez, es necesario reducir el número de rutas que confluyen en el centro, con el argumento que se ha incrementado el número de accidentes en los que ven involucrados los choferes, debido principalmente a que ha crecido el número de vehículos que circulan a todas horas.
Sostiene que las calles son estrechas para dar cabida a tanto automotor. “El centro como que ya nos quedó muy chiquito. Ante tanta responsabilidad que tenemos a cuestas nosotros los conductores del transporte público, yo creo que se debe de estar analizando ya el retirar las unidades de ahí”.
Lo planteado por Mora Márquez tiene una parte de verdad, cuando se refiere a lo reducido del arroyo vehicular, por lo que las pesadas unidades tienen que rivalizar con los particulares y repartidores, sin embargo más bien hace falta mayor capacitación porque los accidentes a que se refiere se da en cualquier parte y no sólo en el centro. Lo que sucede es que los autobuses circulan por las arterias como si fuera una avenida de tres o más carriles, por lo que la velocidad que imprimen pone en riego a los demás conductores. Son varios los casos en que chocan o atropellan por falta de precaución, al darse cuenta de la cercanía del objeto hasta que lo tienen frente a sí.
Propone que sólo circulen por la avenida Adolfo López Mateos y el primer anillo, “toda vez que al entrar al centro, las unidades son tan grandes que muchas batallan para poder circular o dar vuelta, lo cual representa un riesgo mayor de accidentes. Desgraciadamente siempre nos tachan de lo peor, pero yo les digo que nosotros no salimos a matar gente. En un accidente intervienen varios factores, entre ellos está el automovilista, el ciclista, el peatón, y desgraciadamente algunos compañeros se ven inmiscuidos. Si en nuestro coche particular batallamos, imaginen los compañeros que andan circulando todo el día por ahí, es una carga más de trabajo para ellos”.
En tanto los comerciantes se han negado a aceptar que se cumpla ese propósito que viene desde hace varios sexenios, al existir el temor que si se autoriza pueden bajar más las ventas, toda vez que gran parte de los clientes provienen de las colonias que al tener dificultades para el traslado preferirán hacer sus compras en las grandes tiendas que hay en distintos puntos.
Asimismo, el personal que trabaja en los negocios del centro utiliza ese medio de transporte, de ahí que se tendrían serias dificultades para el desplazamiento, y para los concesionarios del mismo servicio significaría una baja en los ingresos, teniendo en cuenta que el comercio tiene turno mixto, esto es, trabaja mañana y tarde, por lo que los trabajadores hacen cuatro viajes diarios.
Roberto Mora reconoce que antes de dar ese paso se debe considerar la opinión de los comerciantes – al igual que la de sus empleados -, por consiguiente “se debe revisar y tomar en cuenta el sentir de cada uno de ellos. Se entiende que si se retira el servicio público se crearía un problema, por eso que sea mediante el consenso de las personas involucradas”.

DECEPCIÓN EN PAQUETE
La sentencia que emitió la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), sobre la demanda que presentó el partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), para que se anularan los nombramientos de consejeros electorales en varios estados, incluidos tres de Aguascalientes, recibió un revés al quedar en claro que no había sustento jurídico en el razonamiento.
Se ha hecho costumbre que los partidos políticos presenten denuncias por presuntos quebrantamientos a la legislación, a sabiendas que varias de ellas son endebles, pero lo hacen para hacer presencia y de alguna manera meter un “calambre” a los favorecidos, para que sepan a quien se van a enfrentar a la hora de que actúen.
A nivel nacional hubo algo de bullicio, principalmente en las entidades en que habrá elecciones el año próximo, ya que de haber prosperado las acusaciones habría problemas para el desarrollo de los trabajos que están en marcha.
El dictamen del TEPJF señala que no hubo violación alguna a las leyes invocadas, entre ellos la Constitución General de la República y la Convención Americana sobre Derechos Humanos, toda vez que establecen la exigencia de formar listas plurales para cada vacante, con lo que no hubo lugar a lo planteado por el partido citado.
Asimismo, existen reglas precisas para hacer las designaciones, que están previstas en el artículo 101 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (LGIPE) y no se encontró inobservancia al derecho básico de integrar a las autoridades electorales en condiciones de equidad. En la publicación de las listas objetadas representan sólo una parte del proceso de designación, pero lo circunscribe al Instituto Nacional Electoral (INE) al momento de aplicar la decisión correspondiente.
Los magistrados establecieron que los nombramientos es resultado de un proceso complejo de evaluación, en el que participa el Consejo General del INE y tiene en alguna de sus etapas la posibilidad de rechazar las propuestas, además, la integración de una lista agiliza el procedimiento de selección, al dividir las autoridades electorales la carga de trabajo dentro del Consejo General del Instituto Nacional Electoral.
Lo que planteó Morena fue parcialidad en el proceso, pero lo hizo de manera global, al afirmar la falta de capacidad en materia electoral de los aspirantes, pero sin ahondar en cada uno, por lo que se desecharon las consideraciones.
De esta manera quedó firme la designación que se hizo, en el caso local, de Zayra Fabiola Loera Sandoval, Francisco Antonio Choza Rojas y Jesús Macías Macías, aprobados por el INE en los exámenes orales y escritos a que se sometieron todos los interesados, integrándose a los trabajos del Instituto Estatal Electoral, con la instrucción de demostrar en los hechos los conocimientos que tienen en la materia.

DOS ENFOQUES.
El representante en Aguascalientes de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Raúl González, señaló que este organismo está atento para acompañar y apoyar decididamente las políticas públicas que se instrumenten en beneficio del país, sin escatimar nunca el reconocimiento a las iniciativas y a los logros que alcance el gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador, además que se encuentra listo para actuar de cara a los desafíos de México, en esta nueva etapa.
Por su parte el presidente nacional de Coparmex, Gustavo de Hoyos, declaró el sábado pasado, al término de la ceremonia en que AMLO rindió protesta como titular del Poder Ejecutivo: “Escuchamos expresiones polarizantes, maniqueas, retrógradas y nos preocupa de manera especial que se descarten algunas de las transformaciones más importantes del país en los últimos años, particularmente en el ámbito energético y el educativo, particularmente que haya señalado que no va a permitir el fraking en México”.