La diputada Elsa Landín Olivares presentó la segunda de las tres partes que integran el “Plan Cero Tolerancia” para la seguridad en el estado.
Se trata de una iniciativa de reforma constitucional para que el secretario de Seguridad Pública sea designado y removido, en su caso, por el Congreso del Estado.
Se pretende que el titular de la Seguridad Pública sea una persona de trayectoria y méritos propios impecables, dando mayor transparencia.
También se busca generar consensos que permitan que el Congreso intervenga en la designación del secretario, así como objetar su continuidad y concluir en su remoción.
Con ello, el parlamento emite un voto de confianza a la persona que estará al frente de la corporación policiaca.
Para este fin, la legisladora propone utilizar el procedimiento de designación de fiscal general del Estado, señalado en el Artículo 59 de la propia Carta Magna.
Se refirió a que el Congreso del Estado debe aprobar por las 2/3 partes de sus integrantes, una lista de cinco personas que será enviada al Poder Ejecutivo; luego, el Poder Ejecutivo regresará una terna al Congreso del Estado.
Recibida la terna, se enviará a la Comisión de Justicia para que la misma desahogue la comparecencia de las personas que se proponen; y posteriormente, el Pleno del Congreso deberá aprobar por el voto de las 2/3 partes, a la persona que desempeñará tal supuesto.
Finalmente, hizo hincapié en que se tienen que articular diversas acciones para el combate a la delincuencia, principalmente el delito de robo de vehículos, viviendas, comercios y transeúntes; conductas antisociales que van en aumento y que deben frenarse para tranquilidad de la población.