Martha Martínez y Claudia Salazar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Líderes sindicales plantearon que la iniciativa de reforma laboral presentada por Morena en la Cámara de Diputados debe eliminar el outsourcing, figura que calificaron como una violación al derecho al trabajo y un riesgo para los sindicatos.
«Es una figura anticonstitucional. Un derecho humano es tener acceso a empleo, y ésta figura afecta este derecho», expuso el secretario general de la CROM, Rodolfo González.
En el segundo día de audiencias sobre la reforma, Óscar Alzaga, secretario de Asuntos Legales del sindicato minero, dijo que el outsourcing es un cáncer para el sindicalismo mexicano, porque propicia empleos eventuales, con cero prestaciones y bajos salarios.
«El outsourcing debe desaparecer porque es un atentado contra los derechos sindicales», planteó.
En tanto, Isaías González, líder de la CROC, consideró que en la iniciativa hay sobrerregulación en la elección de dirigencias sindicales.
«Este artículo 371 lo vemos sobrerreguladas, siendo que ya está establecido cómo debe dirigirse la mesa directiva (de los sindicatos) en el 123 (constitucional), así como en los convenios de la Organización Internacional de Trabajo», afirmó.
El croquista advirtió que el mecanismo previsto por Morena para validar los contratos colectivos de trabajo podría resultar burocrático.
«Se tiene que recurrir al Centro Nacional de Conciliación y Registro Laboral, que autorice el 30 por ciento de los trabajadores para poder emplazar a huelga y solicitar la firma del contrato colectivo de trabajo», explicó.
Ángel Celorio, quien acudió en representación del líder de la CTM, Carlos Aceves, consideró que exigir constancia de representatividad para celebrar contratos colectivos de trabajo es regresar al sistema de las listas negras.