A partir del próximo mes de octubre, la estabilidad económica comenzará a observarse en Aguascalientes, gracias a la baja de precios en diversos productos de la canasta básica y la terminación de los impactos causados por la liberación de precios de los energéticos, y se prevé que en el 2018 se recuperará una inflación de 3%, afirmó el titular de la Sedec, Alberto Aldape Barrios.

Aclaró que la liberación de los precios de los combustibles es algo la sociedad debe aprender a manejar, pues a final de cuentas los precios internacionales serán los que rijan en todo lo que son gasolinas, diésel, gas y gas natural, y ya no habrá un precio máximo o tope, como solía ponerlo el Gobierno Federal, que ahí estaba subsidiando todavía los precios.

Como consumidores, advirtió que debemos aprender y se tienen alternativas como los calentadores solares para gastar menos gas, instalar focos LED para utilizar menos energía eléctrica, tener aparatos electrodomésticos más eficientes en el consumo de energía y de esta manera cada una de las personas sea más responsable de sus propios consumos.

Lo mismo con la gasolina, la cual mantendrá precios similares a los que rigen en la actualidad, y si se sigue usando el vehículo para cualquier movimiento que se quiera, sin duda ahí habrá un impacto económico en las finanzas personales o familiares.

“Cuando se suben las tasas de interés se deja de consumir a crédito y se prefiere el ahorro, por lo que baja la demanda y los productos vuelven a adquirir un precio más estable”, añadió.

De hecho, el proceso de impacto inflacionario por precios vía energéticos ya pasó y a partir del próximo mes de octubre se comenzará a observar una estabilidad y posteriormente una baja en los precios y en la inflación.

“En este momento hay que observar el ciclo económico de Estados Unidos para determinar si habrá o no aumento de tasas de interés, pues si lo hay, entonces como resultado México tendría que hacerlo; por el lado de los energéticos no hay un impacto importante y regularmente cuando se tiene un buen año agrícola, los precios de los productos de la canasta básica se contienen, lo cual puede permitir que para el 2018 se recuperen las inflaciones de 3%”.

En octubre comenzará a observarse la baja de precios, pues habrá estabilidad en los energéticos y los precios de la canasta básica empezarán a disminuir gracias a que empieza la cosecha del ciclo primavera-verano para entrar a los cultivos de otoño-invierno, lo cual afectará positivamente en el consumo, finalizó.

¡Participa con tu opinión!