Belén Rodríguez
Agencia Reforma

Con premios que pueden alcanzar un monto de hasta 10 mil pesos, la Secretaría de Hacienda busca incentivar durante el Buen Fin el consumo dentro de la economía formal.
Este año se celebra la sexta edición del Sorteo El Buen Fin, a través del cual los consumidores pueden recibir como premio el reembolso de las compras que realizaron durante esta temporada, siempre y cuando éstas hayan sido realizadas con medios electrónicos de pago.
Oswaldo Santín, jefe del SAT, señaló que en la edición anterior el objetivo era incentivar el uso de medios de pago electrónico, con lo que se favorece a la economía formal.
La bolsa total del sorteo 2018, como en años anteriores, asciende a 500 millones de pesos y se prevé que sea repartida entre 149 mil ganadores.
De acuerdo con el Servicio de Administración Tributaria (SAT), dependencia a través de la cual Hacienda lleva a cabo el sorteo, todas las compras por montos superiores a 250 pesos y hasta 10 mil pesos que hayan sido pagadas a través de un medio electrónico entre el 16 y 19 de noviembre participan de manera automática, por lo que no es necesario registrarse.
“La participación es libre, gratuita y sin obligación de compra de boleto alguno”, señala la página oficial de El Buen Fin.
Según han explicado los organizadores del sorteo, estas compras quedan registradas de forma automática a través del número de aprobación o autorización que se emita por cada operación de compra y sólo se podrá premiar una operación por tarjeta participante.
En el Sorteo, que se llevará acabo el 6 de diciembre, se eligirá a través de un mecanismo completamente aleatorio las compras ganadoras, las cuales son anunciadas a través de la página del Buen Fin y la del SAT, así como los números de compra participantes, previo al sorteo.
Sin embargo, los ganadores no tienen que reclamar el premio ya que lo recibirán como reembolso de su compra forma automática, directamente a la cuenta bancaria de la compra que realizaron y resultó premiada.