Érika Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó ayer que uno de sus principales retos de su administración será convertir el sector salud de México en uno como el del Reino Unido o los países nórdicos.
El mandatario asistió a la toma de protesta de Adán Augusto López como Gobernador de Tabasco, y coincidió con éste en que la reconciliación debe ser una nueva forma de gobernar.
«Tengo como reto o desafío el que mejore todo el sistema de salud pública, y lo voy a lograr porque está muy mal el sistema de salud pública: centros y hospitales abandonados, hospitales sin médicos, sin medicamentos, corrupción, una situación muy lamentable.
«Tengo el reto, desafío, de lograr en poco tiempo levantar el sistema de salud pública, y que sea un sistema como el de Canadá, como el de Reino Unido, como el de los países nórdicos, atención médica y medicamentos gratuitos, de manera especial para quienes no tienen seguridad social», apuntó.
Tras presenciar la toma de protesta de López, el Presidente dijo a los medios de comunicación que mañana dará un mensaje a la nación en el que convoca a todos los mexicanos a seguir luchando juntos para hacer realidad la cuarta transformación.
«Me gusto mucho que Adán utilizó un concepto, un término, una palabra, que repitió bastante y comparto con él, el que esa palabra se lleve a la práctica, que se convierta en una forma de gobierno: la reconciliación, nada de pleitos, amor y paz», dijo.