Noveles arquitectos no pasan las de Caín, sostuvo Luis Armando Tostado Pérez, presidente del Colegio de Arquitectos, esto, porque en el sector hay diversas oportunidades y una amplia demanda de trabajo, por ello, entre las dos últimas generaciones que han egresado de la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA) y algunas instituciones privadas, quienes se esforzaron han podido colocarse en un puesto de trabajo dentro de su área de estudios.

Reconoció que el nivel de ocupación no es del 100%, pero una gran mayoría trabaja al salir de la universidad dentro de su área de estudios; añadió que arquitectura no es una carrera sencilla, por lo que no todos lo que se inscriben concluyen sus estudios, pero una vez que egresan, se pueden ocupar en diversos ámbitos, como la construcción, diseño, peritajes, valuación o venta de materiales.

Tostado Pérez detalló que algunos jóvenes arquitectos han sido contratados por la iniciativa privada o el sector público, otros han decidido emprender sus propios proyectos independientes, y algunos de ellos son descendientes de arquitectos, por ello se están involucrando en los despachos o negocios de sus familiares.

Comentó que dentro de la profesión es bien visto el emprendedurismo, pues el grueso de los agremiados del Colegio de Arquitectos trabaja por su cuenta; por ello, recomendó acercarse a dicha asociación, “ya que estar colegiados amplía el panorama, las oportunidades laborales y una visión de emprender”.

Finalmente, el presidente del Colegio de Arquitectos manifestó que para fomentar la colegiación, han estado tratando de involucrar a los estudiantes de arquitectura, con quienes colaboran frecuentemente en sus proyectos de titulación, motivo por el cual tienen conocimiento de que varios de ellos tienen algún trabajo relacionado con su área de estudios.