Por José Manuel Valdez Gutiérrez
 #SoyTormenta
 KM Life
 jmvaldezg7@gmail.com

Dicen que la vida comienza a los cuarenta, pero en realidad comienza cuando comprendes lo relevante de saber vivir de manera plena.
En el caso de Moisés Pérez López, empresario y padre de familia hidrocálido se puede comprobar la anterior premisa.
Su empresa tiene más de 18 años de operación generando empleos directos e indirectos y ayudando a la economía del estado.
Pero fue en el ciclismo de montaña donde “Moi”, como le llaman sus amigos, encontró una nueva expresión de vida, una que le dio la oportunidad de realizar ejercicio, pero que además le abrió la puerta para poder ayudar a las personas.
Lo que comenzó como un deporte por salud se ha convertido en una forma de expresión, de plenitud, en donde Moisés ha podido alcanzar el pódium en carreras muy importantes a nivel nacional, tal es el caso de su primer lugar en la carrera de “Xicote Bike”, efectuada en Xicotepec de Juárez, Puebla, o su reciente tercer lugar en la carrera “Wirikuta Bike”, desarrollada en Real De Catorce, San Luis Potosí, ambas carreras consideradas entre las más complejas del país y en donde se enfrentó a 150 kilómetros de pura adrenalina.
Moisés, en compañía de su esposa Lidia Ávila Soto han encontrado una expresión mas trascendental en este deporte y es que en varias de las «rodadas», como se le conoce a las competencias y paseos ciclistas entre los aficionados a esta disciplina deportiva, además de cruzar por comunidades alejadas de las grandes ciudades, ambos se han dedicado a llevar ayuda económica o con despensas a los habitantes de éstas, dándole un plus a sus constantes salidas sobre la jaca de acero.
Con ello, Moisés Pérez no solamente se ha consolidado como un verdadero atleta, sino que además se ha convertido en un extraordinario ser humano, un orgullo para sus amigos y un excelente aguascalentense.
Queda claro que vivir de manera plena es la mejor apuesta.