Por José Manuel Valdez Gutiérrez
#SoyTormenta
#KmLife
[email protected]

It’snot time tomake a change,
Just relax, takeiteasy
You’restillyoung, that’syourfault,
There’s so muchyouhavetoknow
Cat Stevens – Father And Son

Seguramente el escuchar esta melodía que le gusta y le recuerda a su padre, su más grande héroe, empeñado en la difícil y majestuosa prueba de TrailRuning de Tapalpa en el vecino estado de Jalisco debió ser un verdadero éxtasis para “El Rubio”, y es que correr 80 kilómetros por esa ruta te da para pensar mucho, para conocerte verdaderamente. Son pruebas en donde debes tener muy claros tus sueños y saber lidiar con tus peores temores pues tus demonios sin lugar a dudas se harán presentes. Quizás ese fue el motivo por el cual terminó la competencia en un muy buen tiempo: once horas, definitivamente no muchos pueden presumir de un logro como ese.

Un doce de agosto, apenes 27 años atrás “Totti” comenzaba la primera de sus carreras, una que todos los que le queremos deseamos que sea un muy largo “Ultramaratón”. Estudió urbanismo en la UAA, espigado, alegre y buen amigo, siempre tiene una sonrisa para regalar, y en el diálogo siempre dejará ver la buena cuna de donde viene, ya que sus padres la señora Rosa María Escalera Herrera y el señor Roberto Campos Medina siempre han sido cuidadosos en la formación de sus hijos y no han dudado en acompañarle a ciudades lejanas para verle alcanzar sus sueños, ahora en forma de maratones.

María Fernanda Campos Escalera su pequeña hermana asegura, so pena de decir la verdad, que el día más genial de la vida de “El Rubio” fue cuando ella nació. Bueno, si algo debemos reconocerle a Fer es que los inicios como corredor hace unos cuatro años atrás de Daniel fueron en su compañía corriendo por las tardes cerca de su casa.

Siempre fue deportista, pero fue en el atletismo, propiamente en las carreras de fondo donde la vida de Dany sufrió una total transformación, pues si bien no ha dejado totalmente de lado sus aventuras con su hermano Roberto Campos Escalera ya son poco frecuentes sus salidas nocturnas o días de fiesta, porque obtener buenos resultados está completamente ligado a un correcto entrenamiento, ya lo dice el adagio: las carreras se ganan en los entrenamientos, a la carrera solo vas a recoger la medalla.

La afición del Rubio por las carreras de distancia lo ha llevado a viajar largas distancias a competir: Los Ángeles, Chicago, San Francisco, San Diego y en nuestro país a CDMX y Torreón en donde dio lo que hasta ahora es su mejor récord personal en menos de 3:00:00 hrs y así calificó de manera directa al afamado maratón de Boston 2018, una de las grandes metas de Dany.

Sin embargo, donde se puede ver en total esplendor las habilidades de “El Rubio” es en la montaña. Los TrailRuning de 45km de Aguascalientes, 50km de Coahuila, 50km de la Primavera (Guadalajara) y los 80 km de Tapalpa son hasta este momento los escenarios en que han quedado plasmados su entrega, su habilidad y su buena vibra, los cuales le han dado un nuevo “mote” a Daniel “El Raramuri Güero” y es que cuando lo ves venir corriendo por la montaña, sobretodo en un descenso, más vale que te hagas a un lado.

“Mi lesión era una excusa estupenda para poder perder. Pero no quería una excusa.”

Libro: Correr, comer, vivir

Frases como esta de Scott Jurek, a quien admira, o películas como Duelo de Titanes son piezas claves en el rompecabezas mental del Rubio, pero la montaña y su mítica magia ocupan piezas adicionales, claves en la estabilidad emocional de un competidor, es por eso que en su familia según cuenta su prima Judit Jarillo Escalera se tiene la idea de que Daniel no corrió esas distancias solo, se hacía acompañar de “la chiquita”, su perrito imaginario de la infancia, el cual, recuerda Judy a manera de anécdota, un día su tío Roberto preocupado de que pasara tanto tiempo con el dichoso perro lo echó a la calle de una patada. Pero el pequeño Dany lloró tanto que su papá decidió ir nuevamente a la calle y regresar el perro a la casa para tranquilizar al pequeño. Sí, fue a la calle a regresar a casa al perro imaginario…

Esta historia sin lugar a dudas refleja mucho de la nobleza y sencillez que caracteriza a Daniel, ese mismo hombre que en lo más alto de la montaña domina el firmamento y traza el sendero que lo llevará a alcanzar sus sueños.

Bernardo Daniel Campos Escalera, un ejemplo de vida.

Si conoces una historia de vida que merezca ser contada, comunícate conmigo: [email protected]

¡Participa con tu opinión!