Miriam García 
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.- Para garantizar el adecuado desarrollo físico y mental de los niños, niñas y adolescentes, además de sus derechos a la educación y la salud, entre otros, el Congreso local aprobó ayer reformas al Código Civil del Estado para prohibir en Nuevo León el matrimonio infantil.
Con las reformas a diversos artículos del Código se elimina la posibilidad de que, mediante una autorización de los padres o tutores, pudieran celebrarse matrimonios entre menores de edad o entre un menor y un adulto.
El 1 de diciembre, agencias de la ONU hicieron un llamado para que Nuevo León y otros cuatro estados no permitieran ya el matrimonio entre menores de 18 años.
“Era incongruente”, expresó Héctor García, presidente de la Comisión de Legislación, “que aquí se permitieran los matrimonios infantiles bajo ciertas circunstancias.
“Dentro de este paquete de adecuaciones, se reforma el Código Civil para impedir a menores de edad, bajo cualquier pretexto, el matrimonio, y que ya no exista la posibilidad de que se casen con una autorización de los padres o tutores, ahora queda expresamente prohibido, no habrá ninguna excusa.
“Con la reforma”, añadió, “el juez del Registro Civil estará impedido a celebrar matrimonios entre menores o de un menor con un adulto, y si lo hiciera, habría sanción”.
Agregó que los matrimonios infantiles no serán permitidos aunque haya un embarazo de por medio.
En el mismo dictamen se incluyeron reformas al Código de Procedimientos Civiles y al Penal, y a las leyes de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, de Prevención de la Obesidad, de Educación, y a la del Registro Civil, entre otras.