Niños y niñas que integran el grupo de catecismo de la Parroquia El Buen Pastor, perteneciente al municipio de Jesús María, compartieron la gracia de la primera comunión.
La Parroquia San Peregrino Laziosi enmarcó la ceremonia donde los chiquitines recibieron el Cuerpo y la Sangre de Cristo, acompañados de sus respectivos familiares y amigos, destacando entre ellos, la participación de sus padrinos.
Emotivo fue el momento en el cual, el ministro de la Iglesia los recibió cordialmente en la Casa de Dios, invitándolos a reflexionar en el significado de los sacramentos.
Más tarde, otorgó la hostia y el vino a los pequeñitos, quienes se arrodillaron frente a la imagen del Creador para elevar sus oraciones de agradecimiento.
Al final, los neocomulgantes salieron al encuentro de sus seres queridos, de quienes recibieron felicitaciones y obsequios.