La Comisión para la Protección Contra Riesgos Sanitarios del Estado (Coprisea) en coordinación con la Policía Federal (PF), identificaron en el Aeropuerto el envío por paquetería de productos y juguetes sexuales, con la indicación de que se trataba de contenido con propiedades terapéuticas, sin embargo, no indica ingredientes y se desconocen los efectos adversos que pudieran ocasionar.

El titular de la Comisión, Octavio Jiménez Macías, precisó que la PF les hizo llegar un paquete con 55 productos diversos, procedente de Guadalajara, Jalisco, el cual contenía aceites “mágicos”, juguetes sexuales privados, cremas con distintas propiedades, todos sin etiqueta, marca del fabricante y sin especificaciones sobre el material con el cual fueron elaborados.

“Siendo estos artículos de uso personal e íntimo, deberían contener los ingredientes o el material con el cual están fabricados, así como la procedencia, para que el comprador conozca las posibles afectaciones a las sustancias con las que se producen”, señaló el funcionario.

Añadió, que debido a la proliferación de los establecimientos denominados “sex shop”, el Poder Legislativo Federal ha recomendado a la autoridad de salud ejercer control sobre este tipo de establecimientos, para que se apeguen a la legislación sanitaria aplicable en la materia.

Por lo anterior, exhortó a la población usuaria de este tipo de productos a verificar que cuenten con etiqueta en la que se incluyan los ingredientes de la misma y a no adquirirlos de manera indiscriminada, ya que pudieran ocasionar efectos adversos a quien los usa, así como consultar a un médico especialista antes de consumir productos considerados como “milagro” para el tratamiento de las afecciones de tipo sexual.

“Dada la proliferación de negocios con este tipo de productos, se reforzarán las acciones de supervisión y verificación, asegurándose la mercancía que se considere riesgosa para los consumidores”.