De las treinta y cinco mil toneladas de chiles en diferentes variedades que se producen en Aguascalientes, el 20% se destina a procesos de industrialización, un 60% se somete a un secado y el 20% restante se comercializa verde o fresco, informó el presidente del Comité Sistema Producto Chile, Carlos Narváez Ávila.

Alrededor del 40% del chile que se cosecha en los campos aguascalentenses son de primera calidad, otro 40% es de segunda y se queda en los mercados nacionales, y el 20% restante es de tercera calidad y tradicionalmente se destina a la industria para producir chile en polvo que luego se emplea en papas fritas y otros productos como salsas.

“Si es chile seco de tercera calidad lo compra la empresa DASA, que es una deshidratadora de Aguascalientes, la cual elabora los polvos de chile para una conocida marca de papas fritas. La Costeña también le compra producto chilero a esta tierra aguascalentense”, apuntó.

En entrevista, el dirigente de este Comité Sistema Producto señaló que el cultivo de chile en Aguascalientes lo sostienen un total de 180 productores a través de 1,100 hectáreas, y de esa superficie se obtienen promedios de 35 a 40 toneladas por cada una de ellas, de acuerdo al manejo agronómico.

“Entre las variedades de chiles que entran a procesos de secado se tienen el ancho, pulla, mulato, mirasol, y algunos han comenzado a hacerlo con el jalapeño, aunque otros prefieren deshidratarlos para hacer chipotle”, comentó.

Carlos Narváez Ávila precisó que de los rendimientos de las 1,100 hectáreas, el 60% se convierten en chiles secos y un 40% son verdes. Si se habla de los secos, un 20% de la producción va a la industria, lo mismo sucede con los productos frescos, con igual porcentaje.

Finalmente, señaló que aún no se cuenta con las cifras de cosecha del actual ciclo de cultivo, pero no se obtuvieron los rendimientos que superan más de las 38 mil toneladas, ya que este año llovió con mucha fuerza, cayó granizo y hubo inundaciones, lo cual no favoreció a las diversas variedades de esta planta.