Tomó dos años desde la presentación del primer camión eléctrico de Mercedes-Benz para que este saliera a las carreteras.
La firma alemana dio a conocer que durante las próximas semanas 10 camiones completamente eléctricos, eActros, serán entregados a clientes, los cuales pondrás a prueba las capacidades y funcionamiento real de los eléctricos.
Esta es una apuesta ambiciosa para la firma, ya que la propuesta es buscar la rentabilidad para las flotillas de carga.
Otro de los propósitos de la firma es el conocer los requerimientos de energía de acuerdo a los escenarios operativos, así como la relación costo-eficiencia de los eActros. Además de establecer una comparación ecológica del desempeño ambiental de los camiones eléctricos con el de los camiones a diesel.
El plan contempla la atención en la entrega de mercancías y reparto en ciudad. Los clientes probarán vehículos en operaciones reales durante doce meses, y de ahí serán entregados a otros clientes durante otros 12 meses.
Con esta programación, la primer flota estará en funcionamiento hasta mediados del 2020, momento en el que la firma espera obtener la madurez en el proceso de producción para el 2021.
Diez clientes en Alemania y Suiza participarán en las pruebas con entregas de mercancía desde alimentos, construcción y materiales industriales.
El eActros posee baterías de iones de litio de 240 kilovatios-hora, lo cual proporciona una autonomía de 200 kilómetros.