Sobre aviso no hay engaño, por lo tanto, ninguno de los titulares de oficinas municipales que causaron baja el 31 de diciembre pueden llamarse a sorprendidos, o quejarse que el alcalde Juan Antonio Martín del Campo les retiró tempranamente su confianza.

Se los advirtió cuando tomaron posesión, que aquellos que se tiraran a la hamaca podían quedar fuera en cualquier momento. Más tarde, en marzo, manifestó que algunos se quedaban rezagados, por no decir que no daban el ancho y hasta a uno le dio nueva oportunidad enviándolo a otra dependencia, finalmente, a un año de estar en su equipo dispuso los cambios, ya que vienen los doce meses más intensos e importantes del programa trienal al ser los de la consolidación.

Martín del Campo ha sido muy claro que no pretende hombres o mujeres de látigo con el personal ni malos tratos a los ciudadanos, sino funcionarios comprometidos, que tengan la capacidad de actuar en bien de los aguascalentenses, ya que de la atención y el servicio que proporcione cada secretaría o dirección será la imagen que exista del gobierno municipal.

El pasado uno de enero se concretaron los relevos en las dependencias, con la advertencia de Martín del Campo que podría haber más movimientos, lo que se hará si no hay los resultados esperados de quienes están o de los que llegan.

César Pérez Uribe, que al principio de esta administración fue Secretario de Desarrollo Urbano y luego enviado a la dirección del Instituto Municipal de Planeación causó baja y en su lugar quedó como encargado del despacho Jaime Gallo Camacho.

Luis Zamarripa Aguilar pasa de la Secretaría de Administración a la Oficina Ejecutiva de la Presidencia, en lugar de Jorge López, que pretende ser candidato a diputado federal, quien por cierto goza de ciertas deferencias ya que fue el único de los colaboradores del Alcalde que lo esperó casi tres meses para entrar a la nómina municipal, debido a que estaba ocupado en la dirigencia del Partido Acción Nacional.

En lugar de Zamarripa, en la Secretaría de Administración, quedó Mónica Ledesma Gallegos como encargada del despacho.

Carlos Llamas Pérez renunció por motivos personales a la Secretaría de Obras Públicas y se designó a Humberto de la Cruz Hernández, que se desempeñaba como director de Costos y Licitación de Obra de la misma dependencia, por lo que debe haber continuidad en el programa general.

En la reunión con sus nuevos colaboradores, Martín del Campo los convocó a entregarse al máximo en la función que les ha sido encomendada ya que de lo que hagan ellos y los demás integrantes del grupo se reflejará en los programas que se lleven a cabo.

Más tarde, en conferencia de prensa, el Presidente Municipal subrayó que los ajustes fueron necesarios para oxigenar la labor que tienen confiada, sin descartar que pueda haber más, por consiguiente, todos están obligados a entregar buenas cuentas, y que a través de la actividad cotidiana del Ayuntamiento se compruebe que hay una verdadera vocación de servicio.

PRI CONTRA LOS CAMBIOS

El papel de la oposición debería estar orientado a plantear y promover una forma diferente de gobernar, de señalar qué se debería hacer para mejorar las condiciones de bienestar de los habitantes y no sólo de reprochar y esperar en qué se equivoca el que está en la administración pública.

Lo anotado viene a comentario por lo que señaló el líder priísta, Francisco Guel Saldívar, que a un año de la administración de Juan Antonio Martín del Campo “es un mero ejercicio de veleidades y nimiedades, carentes por completo de autocrítica y con un nulo compromiso real con los aguascalentenses”.

En unas cuantas palabras hizo cera y pabilo de los resultados que ha tenido el Ayuntamiento 2014-2016 en sus primeros doce meses, por lo que no cree que con los cambios en el manejo municipal habrá una mejoría, más bien tiene “un propósito electorero”.

Es indudable que depende del ángulo en que cada quien esté, por lo que aquello que para Guel Saldívar está mal, los panistas lo miran mejor que los dos trienios previos, pero más allá de quién tenga la razón, lo cierto es que la tradición impone que los opositores vayan en contra de lo que haga el que gobierna. En todo caso, lo correcto sería reconocer lo bueno que hacen los de enfrente y al mismo tiempo expresar qué se puede hacer por mejorar, pero se prefiere imitar a aquel perredista diputado-senador-funcionario público-representante ante organismos electorales y otros etcéteras, que antes de escuchar una propuesta ya está en contra, por lo que se le conoce como el “señor no”.

El dirigente del Partido Revolucionario Institucional precisó que “Juan Antonio Martín del Campo públicamente se comprometió a atender las demandas más sentidas de los ciudadanos, pero al término de su primer año de gobierno no hay resultados. Por el contrario, se ha esmerado en destruir la obra de gobiernos de sus predecesores”.

De manera particular, Francisco Guel censuró que el equipo municipal “ha tratado de destruir la obra de la Línea Verde, que muy a su pesar, ha rendido excelentes resultados en materia de convivencia ciudadana, ecología, paz y tranquilidad. Destruir lo ya creado para pintarlo de azul y hacer como que trabajó, pareciera ser el tema favorable de Martín del Campo”, sostuvo.

Sobre el punto anterior hay cierta razón, porque hasta las pendientes que se construyeron en las banquetas para personas con discapacidad se pintaron de azul, lo que parece ser una orden nacional ya que es una denuncia que se tiene en varias partes de la República luego de que asumen una administración estatal o municipal.

En lo que hay desacuerdo es que se diga que no se ha hecho mayor cosa, porque significaría que 365 días fueron insustanciales, cuando lo cierto es que los programas están en marcha y de lo cual dan cuenta los residentes de colonias urbanas y comunidades rurales, que son los que tienen la última palabra.

ARGUCIA SINDICAL

Pretender ser mejores en todos los aspectos de la vida es el mayor propósito que tiene la mayoría de los seres humanos al comenzar el nuevo año, lo que es algo natural puesto que en el renuevo está el cambio del ser, sin embargo, no todos tienen esa intención.

Hay costumbres tan arraigadas que difícilmente se pueden extirpar y si no que lo digan los líderes sindicales, que apenas despuntaba 2015 comenzaron con su cantaleta de que exigirán 8, 10 y hasta 12% de aumento salarial para sus representados.

Acompañan sus demandas con amagos que irán a paro y de aplicar todas las acciones que sean necesarias para alcanzar el porcentaje solicitado, pero conforme avanzan las semanas aflojan las amarras y terminan por aceptar un máximo de 4%, que en los últimos años es lo que se ha otorgado, siempre acorde con el incremento a los salarios mínimos.

Se crean falsas expectativas entre sus compañeros al sostener que según los estudios económicos sí pueden recibir lo que piden, lo que provoca que subsista interés en alcanzar la meta propuesta y que incluso algunos obreros estén dispuestos a suspender labores. Cuando todo está a tono convocan a una reunión sindical para anunciar que se hizo todo lo posible por obtener el porcentaje deseado pero si llegara a darse pondría en riesgo de cerrar la empresa, por lo que es preferible aceptar lo que les ofrecen y una que otra prestación, con lo que queda zanjado el problema.

Lo honesto sería que informaran desde un principio qué ofrece la patronal y las razones que hay para aceptar, de manera que la base tuviera conocimiento pleno del aumento que recibirá y no que les tengan con la ilusión de mejorar su condición de vida.

Este tipo de engaño, que se registra cada año, es lo que impulsa a no creer en los liderazgos sindicales y que si los obreros los soportan es por el férreo control que ejercen sobre ellos, muy lejos de lo que debería de ser la representación y que puede ser un factor importante para que no se alcancen los niveles de productividad que corresponden a cada establecimiento.

LLAMADO A LA UNIDAD

México es la casa común y como tal es deber de todos trabajar para que sea más grande, más próspera y conveniente, destacó el presidente Enrique Peña Nieto en los mensajes de Navidad y de Año Nuevo.

En el comunicado navideño, vía twitter, afirmó que son momentos de construir, no de dividir ni debilitar, “este es el momento de construir, no para destruir, el momento de unir, no para dividir. El momento de fortalecer nuestras instituciones, no para debilitarlas”.

Convocó a revalidar la intención general de enaltecer el verdadero carácter de los mexicanos, que a lo largo de la historia no se han rendido ante la adversidad: “Hemos demostrado, una y otra vez, que somos una sociedad con dignidad, con valor, unidad y solidaridad. Por la entereza, grandeza y fortaleza de nuestra nación, el camino de México deber ser el de la paz, la unidad y el desarrollo”, puntualizó.

Asimismo, el uno de enero, con motivo del Año Nuevo, Peña Nieto subrayó en un video que en la unidad, el carácter y la fortaleza debemos patentizar “el México que queremos y podemos ser, justo, incluyente, próspero y en paz”, que se construye entre todos los mexicanos y pidió trabajar con entrega y dejar atrás “un año de retos y aprendizajes. Con certeza y decisión damos la bienvenida al 2015”.

Convocó a todos los partidos políticos y a hombres y mujeres a mantenerse unidos y pensar que juntos podemos lograr más, “los momentos difíciles ponen a prueba la fortaleza, entereza y grandeza de las naciones, frente a las circunstancias que nos ha tocado vivir, demostremos una vez más la unidad, el carácter y la determinación de los mexicanos”.

En el video se escucha una voz infantil que señala que frente a la adversidad y los momentos dolorosos que se vivieron el año pasado y que aún persisten, “tenemos la obligación de salir adelante. Como mexicanos somos responsables de lo que pasa en nuestro país, no es una frase, son millones de acciones, México debe cambiar, ¿y saben qué?, ya lo estamos haciendo.

“Lo que pasa a nuestro alrededor ha dejado de ser ajeno, nos duele lo que hemos perdido, pero eso también nos inspira a hacer las cosas de otra manera, hoy más que nunca queremos construir un país que nos represente, un México para nosotros los más pequeños, para contar con un futuro de esperanza y dignidad, todos podemos aportar un poco a la solución”, manifestó.

La misma voz infantil subraya que los mexicanos iniciarán 2015 con deseos de ser distintos y sustenta que “dividirnos o rendirnos no servirá de nada, abracemos nuestra tierra y abracemos muy fuerte a los que están a nuestro lado, niños y adultos, mujeres y hombres, zurdos y diestros, izquierda o la derecha, todos queremos que a México le vaya bien”.

Y cierra la proclama que México es “grandeza, historia, trabajo, sonrisas, experiencia, amor, ancestros, emoción, anécdotas, perseverancia, lucha, cambio, fuerza y movimiento”. Todos queremos que México sea el mejor país del mundo y “no nos detendremos”, concluye la voz infantil.

Sea el lugar que ocupe cada quien en la sociedad no puede sustraerse a la exhortación presidencial y de manera especial a la voz de niños y niñas, que van a crecer y quieren vivir en un país de paz, de oportunidades, crecimiento y bienestar, por lo que es necesario unificar normas y opiniones en bien propio y de los demás.

CUESTA DE ENERO

Es tradicional que todo mundo se queje de la famosa “cuesta de enero” sin aceptar la responsabilidad que le corresponde. En diciembre se reciben ingresos extras que se utilizan con mexicana alegría diciéndose que después “Dios proveerá”. El despertar es amargo durante el primer mes del año, cuando se tiene menos recursos y parece que los gastos se multiplican, pero en realidad son los mismos sólo que por el estado sensible se cree que son mayores.

A raíz del aumento a las gasolinas y el diésel, de 1.9% que entró en vigor el uno de enero, los analistas aseguran que hará más dura la “cuesta de enero”, por el impacto en el costo del transporte y en el posible traslado de la depreciación del peso ante el dólar sobre diversos bienes y servicios, al igual de los incrementos estacionales en alimentos, vivienda, colegiaturas y tarifas como el predial y el agua.

De cara a ese panorama es importante tener presente que el incremento a los carburantes iba a ser de 3%, pero quedó en 1.9%, en el entendido que podría haber más alzas durante el año, en función de que el aumento es inferior a la meta prevista para la inflación esperada para el país, calculada por el Banco de México en 3%.

En estas condiciones, la tarifa quedó en 13.57 pesos el litro de la Magna, o sea 18 centavos menos de lo previsto, y en 14.38 pesos la Premium, 15 centavos menos, el Diésel iba a ser de 14.35 pesos y quedó en 14.20.

Por otra parte, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público dispuso suspender el alza a las tarifas eléctricas de usuarios domésticos, y ordenó una reducción de 2% respecto a los precios vigentes hasta el 31 de diciembre de 2014. En el acuerdo difundido por el Diario Oficial de la Federación se plantea que el objetivo es emprender las acciones convenientes para reflejar durante el año el efecto de la reducción en los costos de generación, dado que los costos de generación de la Comisión Federal de Electricidad tuvieron una evolución favorable a lo largo de 2014, por lo que se confía mantener el mismo nivel que luego se refleje en el cobro que se hace a los usuarios.

LIBRE, ALCALDE DE COCULA

Tras permanecer una semana en la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), el presidente municipal de Cocula, Guerrero, César Miguel Peñaloza, quedó en libertad.

Las presiones de dirigentes y legisladores del Partido de la Revolución Democrática (PRD) para que se procesara al edil, bajo el supuesto de que tenía conocimiento de que policías de Cocula estaban inmiscuidos con el crimen organizado y él pudo saber sobre el prendimiento y desaparición de 43 estudiantes normalistas, no fructificaron. El propósito era que le hiciera compañía al alcalde perredista de Iguala, José Luis Abarca, a quien se imputa ser el principal responsable de los hechos ocurridos el 26 y 27 de septiembre de 2014.

El Juez Primero de Procesos Penales, con sede en Matamoros, Tamaulipas, ordenó el pasado 27 de diciembre la libertad de César Miguel Peñaloza, al no encontrar elementos probatorios para abrirle un proceso. El 19 de diciembre agentes de la Procuraduría General de la República (PGR) lo detuvo en Cocula y fue trasladado a la ciudad de México para que ampliara su primera declaración que presentó a mediados de octubre, sobre los sucesos de septiembre, sin embargo, no encontró pruebas suficientes, en cambio continúan detenidos 14 policías del mismo municipio, entre ellos el director de la corporación, Salvador Bravo Bárcenas, y el subdirector, César Nava, a quienes se les implica de haber colaborado con sus colegas de Iguala para la captura y desaparición de los estudiantes.

Ante el fracaso que tuvo de llevarlo a prisión, la PGR impugnó la liberación de Peñaloza, por lo que se abre un compás de espera en que se determinará si procede la detención o definitivamente se archiva el expediente.

EL “SHOW” DE CASTILLO

Mediante un despliegue publicitario, el comisionado federal en Michoacán, Alfredo Castillo, demostró sus dotes de estratega, al presentar la entrega de los cabecillas de grupos armados que propiciaron la balacera el 16 de diciembre, con un saldo de 11 muertos.

Es la primera vez en el país que los acusados fijan fecha, hora y lugar para entregarse y lo hagan en medio de sonrisas, abrazos y portando maletas como si fueran a un viaje de recreo. La ley dispone que la aprehensión debe ser cuando lo ordena la autoridad y sus captores ubican al acusado, pero en Michoacán las cosas son totalmente diferentes, empezando porque en lugar de que fuera el Procurador de Justicia del Estado o la PGR los que anunciaran el operativo, fue Castillo, cuyas funciones están por encima del gobernador, de los presidentes municipales y de la autoridad judicial.

Como es del conocimiento público, el 16 de diciembre se enfrentaron en la comunidad de La Ruana, perteneciente al municipio de Buenavista, los seguidores de Hipólito Mora y de Luis Antonio Torres, alias “El Americano”, falleciendo 11 individuos, entre ellos un hijo de Hipólito, de nombre Manuel Mora.

Castillo ordenó que junto con varios de sus partidarios Mora y Torres se entregaran, pero Mora determinó hacerlo hasta que terminaran los nueve días de los rosarios en memoria de su hijo, por lo que fue hasta el día 27 cuando lo hizo al lado de 26 de sus hombres, al mismo tiempo, 4 se ampararon.

Por su parte el Americano mandó a sus adictos a que llevaran a cabo tres bloqueos en los accesos a Apatzingán, Buena Vista y la tenencia de Felipe Carrillo Puerto (La Ruana), que no obstante la presencia de las fuerzas federales mantuvieron hasta que conocieron las declaraciones del juez, quien consideró que sólo se le adjudica el fallecimiento de Manuel Mora, entonces comunicó a Castillo la fecha y la hora en que se entregaría, lo que hizo el 30 de diciembre a las 10:20 horas en un campo de futbol de Buena Vista, atestiguado por el procurador estatal, Martín Godoy y cerca de 20 elementos de la Secretaría de Marina, que se concretaron a vigilar el paso de Luis Antonio Torres y ocho de sus incondicionales, quienes viajaron directamente a Morelia en un helicóptero de la misma dependencia, quedando internados en el penal de Mil Cumbres.

Las cámaras de televisión de las principales empresas del país captaron cada uno de los momentos, observándose al Americano con un semblante despreocupado, despidiéndose de cuantos quisieron acercarse hasta el aparato.

Pero como el show debe continuar, Alfredo Castillo anunció que tras la “captura” de 37 de los implicados en la balacera va por más, ya que aún quedan 19 órdenes de aprehensión pendientes de cumplimentarse, por lo que invitó a los acusados a que se entreguen voluntariamente. Afirmó que “estas 19 personas están perfectamente localizables. Se les tomó la prueba de rodizonato de sodio, fotografías, declaraciones y demás”, por lo que en lugar de ir por ellos, apuntó, “queremos llevar, en los mejores términos, sin violencia, esta situación, con prudencia y con el objetivo de que se sepa la verdad jurídica”.

Qué bien les vendría a los sujetos que tengan una orden de aprehensión que hubiera en cada entidad un comisionado federal con esos poderes, de manera que en lugar de andar a salto de mata les dieran la oportunidad de arreglar sus cosas y de imponer cuándo, cómo y dónde habrían de entregarse.

¡Participa con tu opinión!