A más de un año de la entrada en vigor de la figura del feminicidio como tipo penal en el Código Estatal en la materia, ayer el Poder Judicial del Estado emitió la primera sentencia por este delito.
A través del Juzgado de Control y Juicio Oral, se condenó al homicida de una mujer a una pena corporal de 26 años y 8 meses de prisión, así como al pago de 403 mil pesos por concepto de indemnización legal por la muerte de la víctima.
La figura del feminicidio como tipo penal en la entidad, cobró vigencia en agosto del 2017, tras una reforma al Código Penal del Estado que la hizo pasar de agravante de homicidio a un delito autónomo, posible de castigar con penas de hasta 60 años de cárcel.
La reforma amplió además la cantidad de supuestos para la investigación de estos casos, como el que la víctima haya tenido con el victimario relación de parentesco, noviazgo, concubinato, matrimonio o de tipo laboral que implicara confianza.
Considera también cuando la víctima padezca violencia sexual de cualquier otro tipo, mutilación o agresiones previas a la privación de su vida y advierte hipótesis de investigación que el cuerpo de la víctima sea expuesto o arrojado en un lugar público, o bien que la hayan obligado a conductas ilegales como prostitución o trata.
El juez de referencia emitió este lunes la primera sentencia por este delito, en el caso de un hombre que ultimó a su ex esposa el pasado mes de abril del año en curso, en un fraccionamiento del oriente de la ciudad.
Los datos de prueba aportados por la Fiscalía General del Estado, resultaron suficientes para acreditar la responsabilidad del inculpado en el delito de feminicidio, ya que la investigación desarrollada arrojó antecedentes de violencia física y moral hacia la occisa, así como los testimoniales del día de los hechos.
De acuerdo a datos aportados por la Fiscalía General del Estado, en lo que va del año se han generado cuatro carpetas de investigación por el presunto delito de feminicidio, descrito éste en el Código Penal como privar de la vida a una mujer por razones de género.
El caso en comento es el primero en arribar a una audiencia de juicio y la sentencia tuvo sentido condenatorio contra el responsable, quien deberá permanecer en prisión los próximos 27 años y cubrir una indemnización superior a los 400 mil pesos.