Marlen Hernández 
Agencia Reforma

Monterrey, México.- La producción de gas natural en México bajará 47 por ciento en los próximos cuatro años, según pronósticos del Centro Nacional de Control del Gas Natural (Cenagas), en colaboración con la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH).

La producción estimada para este año, de acuerdo con las estadísticas de ambos organismos, sería de mil 700 millones de pies cúbicos, cifra que para el 2022 se vería reducida a 900 millones.

«Esta es la visión que hemos trabajado con la CNH, a través de los pronósticos que ellos nos brinda de la parte de producción de gas natural, es que nosotros determinamos la oferta que va a estar disponible para el mercado, en la cual los números no son muy alentadores», expuso Grissel Montes Romero, directora ejecutiva de planeación de concursos de proyectos del Cenagas.

La caída obedecería primordialmente a la tendencia a la baja que tiene la producción en los campos y complejos procesadores de gas en la zona sur, explicó Montes Romero durante el Foro de Consulta Pública realizado en Monterrey.

En cuanto a la demanda del combustible para este año, señaló que sería de aproximadamente 5 mil millones de pies cúbicos, con lo que la producción nacional representaría sólo el 34 por ciento de la misma y el resto correspondería a importaciones, que presentarían un aumento aproximado de 19 por ciento para el 2022.

«Teniendo esta visión de un crecimiento sostenido de la demanda y un decaimiento de la producción, nos lleva a pensar a asegurar la necesidad que tendremos en los próximos años de contar con fuentes de suministro suficientes para poder atender esa demanda», apuntó.

«Es por eso que en la tercera revisión del plan quinquenal, Cenagas trabajó mucho en colaboración con las empresas desarrolladoras de proyectos en optimizar las importaciones, reforzar las fuentes de suministro y también estamos trabajando en proyectos de almacenamiento».

David Madero, director general del Cenagas, explicó que la Consulta Pública que termina el 3 de agosto busca identificar la demanda potencial de transporte y almacenamiento de gas en el País y con los resultados de la misma complementarán los escenarios de oferta y demanda a fin de detectar las necesidades del mercado.