Dzohara Limón, Francisco Rivas y Mariela Trinidad
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Algunas de las estaciones de servicio donde, a decir del Gobierno federal, se venden las gasolinas más baratas… están cerradas o abandonadas desde hace años.
Es el caso de la gasolinería Servicio M&M, en Chapultepec, Edomex, que, según la Secretaría de Energía, vende el litro de Magna en 15.71 pesos.
Sin embargo, dicha estación de servicio –propiedad de María del Carmen Miranda Nava y Ricardo Víctor Mercado Galán, hermana y cuñado del ex secretario de Desarrollo Social, Luis Enrique Miranda Nava– fue suspendida en agosto de 2017 por presuntamente lucrar con combustible robado. Desde entonces está cerrada.
Algo similar ocurre con Servicio Vanoe, en Puebla, gasolinería que, según las autoridades federales, vende el litro de Magna en 15.47 pesos, a pesar de que lleva más de dos años abandonada.
Una situación semejante ocurre con Gasolinera de la Vicente Guerrero de Ciudad Madero, en Tampico, Tamaulipas, que, según la información oficial, vende el litro de Magna en 15.53 pesos, a pesar de que está cerrada desde el año pasado.
Otro caso es la estación de servicio de Cruz Elvira Martínez Mendoza, en Coatzacoalcos, que tiene más de un año cerrada por cambio de propietario.