CDMX.- Todas tienen el mismo objetivo: Ganar la corona y así ser la representante de México en la próxima edición de Miss Universo.
Pero como en todo buen concurso de belleza, las 32 participantes de Mexicana Universal lo que más anhelan es la paz… ¡entre ellas! Por lo menos lo que dure la competencia.
“Vengo enfocada a ganar, pero eso no tiene que quitar el tener amistades y conocer a personas. Tener una relación más armoniosa con mis compañeras va a hacer fluir todo, para todas, no sólo para mí.
“Así es como yo lo veo y creo que sí se han hecho relaciones de amistades muy bonitas en tan poco tiempo y son las más sinceras porque uno se llega a conocer a fondo, estamos conviviendo día y noche”, compartió en entrevista Nebai Torres, representante de Jalisco.
Técnicamente son rivales, pero las jóvenes no se ven así y, a poco más de dos semanas de que inició la concentración para el concurso, hasta el momento nadie se ha agarrado del chongo.
Es más, existe tanto compañerismo entre ellas que hasta se dan tips y consejos de moda y estilo.
“Cada quien tiene su esencia y deslumbra de diferente manera, eso es muy bonito.
“Entre todas nos ayudamos. Soy una persona muy sincera, honesta y no me gusta ser falsa. Te digo ‘sí me gusta cómo te ves, te queda esto o el otro. O esto no te va, quítatelo o corrígelo’. No hay esa rivalidad entre nosotras”, expresó Aranza Molina, la competidora de Tabasco.
Eso sí, reconocen que con algunas de sus compañeras han tenido más empatía que con otras, que no significa que al resto no las toleren.
Hasta dicen que van a extrañar a sus compañeras conforme dejen la competencia. (Fidel Orantes/Agencia Reforma)