Gustavo García Olguin 
Agencia Reforma

CDMX.- En su Primer Informe de Gobierno, el Presidente Andrés Manuel López Obrador presumió sus logros, justificó la falta de crecimiento, reconoció que prevalece la inseguridad… y desafió a sus opositores, a quienes dijo que están moralmente derrotados.

En un mensaje de 95 minutos pronunciado en Palacio Nacional frente a 600 invitados, negó que exista recesión, defendió sus proyectos de infraestructura y pidió contar como empleos formales a los beneficiarios de los programas sociales.

«La economía está creciendo poco, es cierto, pero no hay recesión. Poco a poco (hay que) desechar la obsesión tecnocrática de medirlo todo en función del simple crecimiento económico», sostuvo.

En materia de combate a la inseguridad, aceptó que no entrega buenos resultados y aseguró que el freno a la violencia es el principal desafío.

«Nada de mezclar delincuencia con autoridad. Eso se termina. El que se meta a proteger a delincuentes va a ir a la cárcel sin derecho a fianza. Ya no hay influyentismo», sentenció.

En su mensaje, hizo un reconocimiento a la labor de la iniciativa privada y su contribución al desarrollo del País.

Frente a gobernadores, ministros, magistrados, legisladores y funcionarios, fustigó a sus opositores por ser incapaces de organizarse para hacer frente a su proyecto.

«No han podido crear un grupo o una facción con la fuerza de los reaccionarios de otros tiempos. Además, lo digo con respeto, no quiero que se entienda como un acto de prepotencia o una burla, es lo que estoy percibiendo: están moralmente derrotados», desafió.

Y ahora van por Casa Blanca
La Secretaría de la Función Pública presentó ante la FGR una denuncia por presuntos actos de corrupción en la llamada «Casa Blanca» vinculada al ex Presidente Enrique Peña y su ex esposa, Angélica Rivera.

La mansión en Lomas de Chapultepec, valuada en 54 millones de pesos, fue adquirida por Angélica Rivera, a Grupo Higa, el contratista que se benefició con obras millonarias durante el Gobierno de Peña.

De acuerdo con el Primer Informe de Labores, del 1 de diciembre al 30 de junio pasado, la SFP reportó 20 casos de enriquecimiento ilícito y 9 por desfalcos relacionados.

Con información de Rolando Herrera