Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 21-Sep.- La presión ciudadana empujó a los partidos políticos a aportar dinero de sus prerrogativas para que sea utilizado en la emergencia y la reconstrucción tras los sismos de septiembre.
La firma de 5 millones de personas en la plataforma change.org y un caudal de mensajes en redes sociales fueron decisivos.
El PRI anunció que devolverá 258.6 millones de pesos a la Tesorería de la Federación y condicionó que esos fondos sean canalizados, de manera inmediata, a las nueve entidades afectadas por los sismos.
Andrés Manuel López Obrador, dirigente de Morena, planteó entregar a los damnificados el 50 por ciento del gasto de campaña.
Dicho anuncio se registró horas después de que el Secretario de Hacienda, José Antonio Meade, admitió que es posible reasignar el financiamiento de partidos, incluso desde el presupuesto de este año.
“Tras convocar a los partidos políticos, el INE les informo que sí hay vías legales para que sus recursos sirvan a los damnificados del sismo”, señaló a su vez el Presidente del INE Lorenzo Córdova.