Con mucho entusiasmo y felicidad llegó Lourdes Sofía Álvarez Martínez a la Casa de Dios.
El motivo de su visita en el recinto sagrado fue su presentación al templo, además de agradecer a Dios por tres años de existencia.
La pequeñita fue llevada hasta el altar por sus orgullosos papás: José Guillermo Álvarez y Gabriela Martínez, además de contar con la presencia de sus padrinos: Raúl Rangel y Melina Martínez.
Después de la ceremonia donde Lourdes Sofía obsequió hermosa ofrenda floral a la Madre de Dios, se efectuó cálido festejo en la casa club del Residencial Montebello donde prevaleció agradable convivio entre la concurrencia.