BMW aprovechó el Concours d’Elegance en Pebble Beach para presentar dos vehículos concepto: el Z4 y el Concept 8 Series.
El roadster, que traza sus antecedentes al 507, tendrá una nueva imagen a partir del próximo año y seguramente el modelo de producción será muy parecido al presentado este jueves en Pebble Beach. El exterior luce más atlético y más expresivo que el modelo que sustituirá y es tan impresionante en el frente como en la parte trasera.
Del frente, llama la atención el tamaño y lo adelantada que está la parrilla. Los riñones que distinguen a la marca, además de adelantados, tienen la inclinación clásica de nariz de tiburón.
Algo interesante que habrá que ver si BMW lleva a producción es la protección tras las cabeceras. En el modelo lucen bien, pero la marca no mostró la operación de una capota dura o suave durante la presentación.
El Concept 8 Series es igualmente atrevido. Se trata de una nueva interpretación del auto que presentó hace casi 30 años y que duró hasta finales de los noventas. En temas de diseño no podemos decir que el nuevo conceptual sea un homenaje; es más bien una reinterpretación del segmento por parte de BMW.
Es un coche de proporciones generosas, un gran turismo de dos puertas que luce rápido y pesado. En el frente está una parrilla considerablemente más grande al del Serie 8 y los faros están expuestos; pequeños en proporción al coche, pero expuestos.
En la parte trasera pareciera que BMW se ha inspirado tanto en el Serie 8 como en el i8; el resultado es agradable, creando nuevas formas y volúmenes para las calaveras traseras; algo que no se usaba en los coches de los noventas.