El dirigente de las Agrupaciones Unidas del Gremio Taxista del estado, Óscar Romo Delgado, adelantó que dentro de 15 a 20 días estará listo el diagnóstico que elabora un consultor especializado para presentarlo al gobierno estatal y emprender el diálogo y las negociaciones sobre el incremento de la tarifa que se aplica en el taxímetro.

En este momento, al interior de las agrupaciones, este es un tema de interés y se trabaja en los análisis pertinentes para que la información recolectada sea adaptada a las necesidades que se proyectan para este ejercicio 2020.

Por ahora, antes de que se tenga el estudio formal no se planteará un incremento de tarifa, ya que cada agrupación podría manifestar su opinión, de acuerdo a las experiencias y necesidades de sus concesionarios y operadores del volante, “pero lo que es un hecho es que se buscará que sea lo justo, un ganar-ganar para prestadores de servicio y los pasajeros”.

Señaló que en el diagnostico realizado en 2019 la necesidad de incremento tarifario real era del 30% ciento y la autoridad de Transporte y Movilidad solo concedió un 20 por ciento, lo cual fue aceptado por el gremio taxista a fin de apoyar también a la economía de la población usuaria.

De esta manera, sostuvo que la AUGTEA aguardará para plantear números determinados de ajuste tarifario.

Óscar Romo Delgado apuntó que los aumentos de precios en insumos de este medio de transporte no se detiene, por fortuna el incremento de la gasolina no ha sido tan oneroso como en otros años, pero ha subido junto con una diversidad de productos de la canasta básica, así como todos los materiales que se requieren para dar mantenimiento a las unidades, es decir entre un 20 y 30 por ciento ha sido el encarecimiento.