El gremio de abogados de Aguascalientes prepara un Protocolo para la Seguridad de los Operadores de Justicia del Estado, como mecanismo de prevención frente al embate que en otras entidades sufren los profesionistas del ramo en su contra.
Así lo dio a conocer el presidente del Consejo de Abogados de Aguascalientes, Éric Sánchez Monroy, quien recalcó que amenazas, agresiones y en algunos casos hasta la muerte han sufrido los operadores de justicia en diversos puntos del país.
Explicó que esto no va solamente en contra de los abogados litigantes, sino que llega a afectar a jueces, magistrados, litigantes e incluso al personal en lo general de las estructuras jurisdiccional locales y la federal.
“De tal manera que, en prevención de la posibilidad de algún ataque que pudiera sufrir un profesionista del derecho, se trabaja y se ha puesto a consideración de las autoridades este proyecto”.
En entrevista, Monroy Sánchez reconoció que en Aguascalientes sí hay abogados que reciben amenazas, mismas que afortunadamente no llegan a concretarse y que definitivamente no son del nivel que se registra en otras entidades.
“Es decir, los focos rojos no se han encendido, no obstante hay que hacer caso de los signos de manera preventiva, porque de ningún modo queremos vernos en el escenario de tener que ser reactivos a una problemática que ya existe en otras regiones y ni siquiera tomar medidas de precaución”.
En ese sentido, explicó que la propuesta del protocolo tiene como base la formación de un grupo especial en la autoridad que atienda las llamadas, las quejas, los comentarios y en su caso los reportes que se lleguen a hacer y que disponga de acciones de respuesta inmediata para proteger al amenazado.
Bajo esa visión, consideró que un protocolo en ese sentido es absolutamente necesario, y “dados los acontecimientos en otros estados del país, aquí tenemos que empezar a curarnos en salud”.
Finalmente, comentó que la propuesta ya fue planteada a autoridades como el propio fiscal general del Estado, entre otras, a fin de darle forma en el corto plazo y contar con esa medida de seguridad para los abogados, desde todas sus trincheras.