Natalia Vitela
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La disposición de ventiladores para atender a los enfermos graves de Covid-19 ha sido el dolor de cabeza en los países donde la crisis de la epidemia se ha desatado.
El instrumento dota de oxígeno al paciente en estado crítico y le permite ventilarlo en los pulmones para su sobrevivencia. Es literalmente una herramienta médica de vida o muerte.
Alejandro Macias, ex comisionado de la crisis de influenza en 2009, considera que cuando México llegue a la fase 3 de la epidemia de coronavirus, los ventiladores mecánicos que hay en el País serán escasos, pues mucha gente puede llegar a necesitar simultáneamente terapia respiratoria y eso puede saturar los hospitales.
Ejemplificó que en la zona conurbada del Valle de México, de unos 20 millones de habitantes, se tienen unos mil ventiladores, cuando, en esta zona, unos 20 mil pacientes requerirán una máquina para respirar en un lapso de unos tres meses.
Detalló que se estima que se enfermará una proporción de 10 por ciento. En la zona conurbada de la CDMX, significan unos 2 millones de personas y, de ellos, clínicamente, el 10 por ciento tendrá algo serio, es decir unos 200 mil.
«Y de esos sólo 10 por ciento va a necesitar una máquina para respirar, 20 mil, y vamos a suponer que eso es en tres meses», estimó.
Para Malaquías López Cervantes, investigador de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la UNAM, la necesidad de ventiladores mecánicos dependerá de cuántos pacientes surjan al mismo tiempo.
«Si se logra aplanar la curva (epidemiológica y lograr que se difieran los casos) podrían ser suficientes, (los ventiladores), pero si fallan las medidas de mitigación, habrá carencias», consideró.
La Secretaría de Salud (Ssa) estima que hay suficientes ventiladores mecánicos para asistir a unos mil 820 pacientes críticos que podrían requerirlos durante toda la epidemia de Covid-19.
Según las autoridades, el sector Salud cuenta con 5 mil 523 ventiladores mecánicos que respiran por el paciente o le ayudan a respirar cuando sus pulmones se deterioran a causa del virus, lo que puede ocurrir en casos críticos.
Gustavo Reyes Terán, titular de la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad, estimó recientemente que es difícil que un hospital tenga al mismo tiempo 60 personas entubadas y bajo ventilación mecánica.