Jesús López López, presidente de Gasolineros Unidos del Centro (Gasucen), informó que desde la semana pasada ha recibido reportes por parte de socios de esta agrupación, en el sentido de que Pemex no está cumpliendo con una correcta distribución de combustible. De manera específica, explicó que los franquicitarios están recibiendo una cantidad de combustible menor a la que generalmente ordenan o reciben. Si bien, hasta el momento no ha habido desabastos, los litros de reserva de diésel, magna y premium que tienen en las estaciones de servicio sí se han visto reducidos. Ante esta situación, el presidente de la Gasucen hizo un exhorto a las autoridades de la paraestatal para que la distribución de combustibles se normalice a la brevedad posible, con la finalidad de que las reservas que se tienen en las gasolineras no se sigan reduciendo, pues esto puede llegar a causar desabasto, y entonces sí, la que se vería perjudicada sería la población.