Jorge Cano
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La construcción del Tren Maya exclusivamente por el Gobierno sin la iniciativa privada es preocupante para la finanzas públicas, aseguró el Instituto Mexicano de Ejecutivos en Finanzas (IMEF).

Grupo REFORMA publicó hoy que el Gobierno destinará 32 mil 800 millones de pesos de recursos públicos para el Tren Maya y no 2 mil 500 millones de pesos, como estaba previsto.

El costo total de proyecto será de 139 mil millones de pesos.

«Nos preocupa que se sigue ejerciendo presión sobre el Presupuesto y el gasto público, decisiones de esta magnitud, dado la escasez de recursos que estamos observando, son preocupantes para las finanzas públicas», sostuvo Ángel García-Lascurain, presidente nacional del IMEF.

Por su parte, Gabriel Casillas, presidente del Comité de Estudios Económicos, comentó que no es clara la razón de excluir a la iniciativa privada, dado el interés de la misma.

«Yo conozco empresarios y bancos que quieren participar en este proyecto. Si bien no todos los tramos son económicamente viables, hay tramos como Cancún-Bacalar que lo son», aseguró.

Adelantó que en la reunión del Presidente con empresarios el 31 de enero se pueda restablecer la participación del empresariado en el proyecto, además de avanzar en la inversión en el sector energético.

García-Lascurain recordó que para este año se espera que las metas de recaudación queden cortas a lo previsto por la Secretaría de Hacienda.

Por un lado, no se espera que la plataforma petrolera se recupere a los niveles esperados y, por el otro, el crecimiento económico será de alrededor de 1 por ciento y no del 2 por ciento que anticipó Hacienda, dijo.