Los mecanismos alternativos para la resolución de conflictos son parte destacada y exigible del nuevo Sistema de Justicia Penal, mas no una obligación que pueda imponerse a las víctimas de delitos, señaló el fiscal general del Estado, Jesús Figueroa Ortega.
“Quienes se ven afectados directamente por la comisión de hechos delictivos pueden recibir la reparación del daño como un medio más ágil de dar fin a una controversia, no obstante, hay quienes no se sienten satisfechos con ello y nada puede obligarlos a que acepten”.
En entrevista, explicó que agotar vías alternas para que no todos los conflictos que se presentan se tengan que llevar necesariamente ante un juez y cruzar las etapas del juicio, puede ser una ventaja en cuanto a agilidad en los arreglos.
Sin embargo, añadió, es una realidad que hay personas que han sufrido una afectación y se niegan rotundamente a llegar a acuerdos reparatorios porque no están dispuestos a hacer tratos con las personas que cometieron un hecho delictivo en su contra y su decisión es respetable.
En ese sentido, Figueroa Ortega reconoció que hay gente que quiere ver al victimario en la cárcel, demostrando una actitud de cierta venganza, pero a final de cuentas el derecho penal es esa posibilidad que se abre a la víctima para exigir el castigo previsto en la ley hacia quien actúa en contra de la paz pública y la integridad física o patrimonial de un individuo.
COSTOS Y BENEFICIOS. Sin embargo, hay que reconocer que esa consecuencia natural en ocasiones no resuelve el problema ante un sistema penitenciario que tiene por su parte muchas dificultades a nivel nacional.
“Las inversiones en ese ámbito son cuantiosas, han sido sistemáticas y pese a ello los resultados han demostrado que no funciona el sistema carcelario como solución, y ese es un fenómeno no del estado, sino que está registrado en la historia de la humanidad”.
En tal sentido, expuso que la Fiscalía General del Estado está apostando al fomento de la cultura de la denuncia y el fortalecimiento de sus servicios de orientación y mediación penal, como un área que el nuevo Sistema busca privilegiar para solucionar conflictos.
Finalmente, comentó que la FGE proyecta la instalación de servicios en un área de Ciudad Justicia, donde se encuentran salas de juicios para orientar y fomentar más la cultura de la denuncia y la mediación penal, previstos como pasos fundamentales en el nuevo Sistema de Justicia.