Insistirán asociaciones ambientalistas ante la alcaldesa Tere Jiménez Esquivel en su nueva etapa de Gobierno Municipal, en la necesidad de que se construya la séptima etapa del relleno sanitario de San Nicolás, por encima de la instalación de una planta separadora de residuos, señaló el director de Conciencia Ecológica de Aguascalientes, Humberto Tenorio Izazaga.

Entrevistado por El Heraldo, el activista subrayó que el relleno sanitario de San Nicolás es uno de los grandes pendientes que tiene la alcaldesa reelecta y que deberá solucionar cuanto antes, al no haber prácticamente espacio para confinar los residuos, luego de que se generan entre 10 y 11 toneladas al día en la ciudad, aparte de otra cantidad por parte del resto de los municipios.

Recordó que en el gobierno del ex alcalde Juan Antonio Martín del Campo se inició la sexta etapa que se fue acabando y desde la primera etapa de la administración de Tere Jiménez no se previó hacer la séptima etapa, sino que se pidió a la Semarnat la autorización para utilizar los caminos anchos que había entre las etapas anteriores, sin embargo, éstos prácticamente se están llenando, por lo que pensaron en la instalación de una planta separadora de residuos, con una banda donde las personas estén separando los diferentes tipos de residuos, con una inversión muy fuerte, pero como organizaciones ya hicieron las observaciones de que esto no es lo más conveniente, luego de que en otras partes del país hay cerca de 25 proyectos similares que han fracasado, porque los residuos no son separados desde casa.

“Aquí la basura va revuelta, van residuos degradables, alimentos mezclados con plásticos y todo. Entonces así es como llega al contenedor, lo vierten en los carros recolectores y después lo compactan en las cajas que viajan al relleno sanitario. Entonces separar eso ha fracasado en otros lugares y aquí recomendamos que no se haga de esa manera. No va a ser la solución y va a ser una inversión millonaria”.

Tenorio Izazaga reconoció que actualmente este proyecto está en espera, sin embargo, ahora que Tere Jiménez tome posesión para su segundo encargo en septiembre, las asociaciones ambientalistas insistirán nuevamente en que no se haga ya que implicaría la instalación de contenedores diferenciados y que el ciudadano sea respetuoso, ordenado y educado en la colocación de los residuos.