De treinta años para arriba, es el perfil que prefieren los ciberdelincuentes especializados en robo de identidad, de dinero en bancos y de datos personales, porque saben menos sobre cómo operan las nuevas tecnologías.
Así lo reveló el director ejecutivo de la empresa Red Tech, González Sánchez Suárez, durante su participación en el I Congreso de Ciencias Exactas en la UAA, donde destacó que los delitos cibernéticos más comunes en México son los relacionados con aspectos financieros.
Ya sea para la clonación de tarjetas bancarias, el hackeo de banca en línea y cajeros automáticos, el robo de identidad o la obtención de datos personales a través del spam, el blanco elegido suele ser la población que tiene al menos treinta años, pero entre más edad, mejor.
Y es que el desconocimiento de cómo operan los sistemas tecnológicos los hace más vulnerables, a diferencia de las generaciones más jóvenes cuyo crecimiento con el uso de dispositivos móviles, conectados permanentemente y en contacto con la tecnología en casi todas sus actividades cotidianas, les hace reconocer con mayor agilidad cuando algo no marcha bien.
En ese sentido, recomendó a la población en general desconfiar de cualquier correo electrónico o información que solicite datos sobre cuentas, como pudieran ser los que llegan como notificaciones de supuestos bloqueos de tarjetas al proporcionar los primeros cuatro dígitos de las mismas.
Igualmente, sugirió verificar siempre la dirección de cada sitio en red, su nombre de dominio y la fuente de donde se envían las comunicaciones y no responder a llamadas telefónicas donde el interlocutor demande datos del cliente supuestamente para su banco.
Por otra parte y al poner en marcha los trabajos del Congreso, el decano del Centro de Ciencias Básicas, José de Jesús Ruiz Gallegos, expuso que la formación que reciben los estudiantes en las diferentes carreras del centro está orientada a impulsar el desarrollo tecnológico en México.