Que se investigue a fondo y se llegue a las últimas consecuencias en el caso del PT, demandaron los dirigentes estatales de los partidos de la Revolución Democrática y Movimiento de Regeneración Nacional, Emmanuel Sánchez Nájera, respectivamente.
En entrevistas por separado, coincidieron en señalar la necesidad de que las investigaciones por un presunto fraude por 100 millones de pesos requieren esclarecerse de manera pronta por parte de la Procuraduría General de la República, porque el asunto no es menor.
Sánchez Nájera advirtió sin embargo que existe la posibilidad de que esto sea otro intento más del PRI y del gobierno federal para combatir a los adversarios políticos, similar a los que han salido a relucir las ultimas semanas dirigidos en contra de quienes se han manifestado a favor de integrarse en el Frente Democrático para el proceso electoral en ciernes.
Ejemplo de ello son los ataques al panista Ricardo Anaya, el embate en contra de Alejandra Barrales, aseguró. No sería raro, dijo, que hubiera una intención en ese sentido, sin embargo para no dejar dudas lo mejor es que se esclarezca completamente y que caiga quien deba caer, ya sea la red de corrupción posiblemente al interior del propio Partido del Trabajo.
O bien, que se evidencie que la Presidencia de la República está maniobrando de manera sucia para descarrilar a todos sus adversarios políticos, en aras de lograr de esta forma lo que ya con la simpatía ciudadana no puede, el voto a favor del tricolor.
Por su parte, el dirigente morenista, Aldo Ruiz Sánchez, consideró que es un tema muy delicado y la petición de todo ciudadano es que se esclarezca y que el tema no sea producto de maniobras ni trampas políticas.
Dijo que lamentablemente en nuestro país eso no puede descartarse y prueba de ello es que en asuntos como Odebrecht, Panama Papers con mexicanos involucrados, la Casa Blanca y demás, no se ha procedido absolutamente en contra de nadie y lo que se espera entonces es que se castigue la corrupción en general, sin distingo porque de lo contrario sólo se evidenciará que se trata de estrategias en medio del proceso electoral y eso lo esta enrareciendo.