Los mambos de la Orkesta Akokán. Los éxitos de Jenny And The Mexicats. El rock suavecito de The War On Drugs. La voz melancólica de Lianne La Havas. Desde que tengo en mi escritorio la bocina Energy Music Box 7 de Energy Sistem, mis compañeros de la redacción también escuchan la música que pongo en el trabajo.
Puede que la marca Energy Sistem no te suene de nada. Pero, contrario a lo que puedas pensar, no es una marca china de las que abundan en AliExpress y otras tiendas en línea asiáticas cuando tecleas “bocinas” en el buscador.
Energy System es una empresa española, con sede en Alicante, que lleva más de 20 años en el mundo tecnológico. En 1995 produjo su primer producto, un regulador de energía, y al pasar de los años han lanzado desde mouses hasta reproductores mp3, pasando por lectores de libros electrónicos, celulares y finalmente, bocinas y sistemas de audio.
Coloqué en mi escritorio la bocina Energy Music Box 7 y reemplacé así una Samsung Level Box Mini, que mide menos de la mitad del equipo español y que me costó mil 800 pesos cuando la compré hace dos años. El altavoz de Energy Sistem se vende en 2 mil pesos y con 25 centímetros de largo, tiene el tamaño intermedio entre otros productos de su catálogo.
Así, durante más de un mes he puesto a prueba su sonido y su batería al escuchar todo tipo de música en el trabajo: algunas canciones a volumen más bajito que otras, según la aclamación popular, pero al menos por unas 5 horas al día.
En su página web, Energy System promete 9 horas de música ininterrumpida a un volumen del 50 por ciento, o 4 horas de batería al escuchar al volumen máximo. En mi caso, solo tuve que conectarla a la corriente cada tres o cuatro días, escuchando a un volumen bajo.
Sin embargo, esto no fue ningún obstáculo para la definición. Con otras bocinas, a veces es necesario subir más el volumen para distinguir todos los sonidos, pero con el equipo de Energy Sistem los bajos y medios sonaban claramente a cualquier volumen.
Finalmente, si tengo algunos peros sobre esta bocina, no tienen que ver con su sonido. El bluetooth se empareja rápidamente, pero llevarte la Energy Sistem sobre el hombro a alguna fiesta no será sencillo: pesa casi 2 kilos, así que será mejor mantenerla en interiores. Además, así podrás cargar mejor su batería: toma más de 4 horas hacerlo desde su puerto micro USB, como el que usan muchos celulares con Android.
Conclusión: con un diseño elegante y minimalista, una calidad de audio sobresaliente y una duración de batería que rebasa las expectativas, la bocina bluetooth Energy Music Box 7 vale cada centavo y lucirá bien ahí donde la coloques, aunque por su peso, no será muy portátil.
Lo mejor: el sonido de la bocina de Energy System equilibra bajos, medios y altos incluso en volumen bajito, y a su máxima potencia no distorsiona el sonido de tu música.
Lo peor: en la caja de la bocina sólo encontrarás un cable USB, pero no un cargador, por lo que deberás recurrir al de tu celular. Aunque la batería es muy rendidora, cargarla por completo toma casi 5 horas.

Energy Music Box 7
$2,000 en energysistem.com