Con el propósito de minimizar los riesgos en hospitales y particularmente en el Centenario Miguel Hidalgo, se comenzarán a posponer cirugías para dentro de 1 o 2 meses, y en cuanto a las consultas, se analizarán aquéllas que puedan ser diferidas, no así las que sean de urgente atención o que no puedan esperar por su tratamiento, dio a conocer el director del nosocomio, Armando Ramírez Loza.

“Si bien el Hospital Hidalgo seguirá atendiendo a los pacientes de urgencia, habrá a quienes se les pueda diferir alguna cirugía, dependiendo de cómo se maneje la situación, podrán ser 1 o 2 meses sin hacer trasplantes”, aunque los que están en espera de un intervención renal y ya están preparados se les hará, pero a los próximos se van a ir cambiando fechas”.

Para el caso de los pacientes oncológicos que son de urgencia relativa, se les seguirá dando atención de manera normal con las medidas de prevención, lo mismo que a quienes tienen problemas de cardiopatías, insuficiencia renal, por citar ejemplos.

Esta medida se tomará y consideró necesario aclararlo, toda vez que se espera que la próxima semana pudiera haber más quejas por posible falta de atención o hacer consultas selectivas o diferidas.

Por su parte, el secretario de Salud del Estado, Miguel Ángel Piza, expresó que se girará la instrucción para que en todo el sector salud y unidades médicas, se dote de medicamento para los tres meses siguientes a pacientes crónicos diabéticos de riesgo, hipertensos o que tengan problemas de tratamiento consecutivo.

“Vamos a darles una dotación para 3 meses de medicamentos para que no tengan que regresar y arriesgarse a tener alguna probable contaminación, antes bien, se seguirá el protocolo de cada hospital”.

Por lo que respecta al Hospital Hidalgo, refirió que los médicos que prestan sus servicios allí han demostrado brindar una excelente atención y en este tiempo han mostrado su sensibilidad en el servicio.