Aguascalientes se ubicó entre los 10 estados del país con mayor número de llamadas de emergencia realizadas para reportar incidentes de violencia de pareja en 2017, periodo en el que a nivel nacional sumaron 202 mil 177 reportes del tipo. Cifras publicadas por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, indican que el año pasado se registraron aquí 4 mil 307 telefonemas en tal sentido, lo que nos ubica en el número 10 de la tabla nacional por hechos definidos como la “agresión infligida por la pareja que incluye maltrato físico, sexual o emocional y comportamientos controladores por un compañero íntimo”.

El documento “Información Delictiva y de Emergencias con Perspectiva de Género”, publicado con corte al 31 de diciembre pasado, destaca que los incidentes de violencia familiar, entendida ésta como “hecho o acción en que el victimario realiza en forma reiterada y continua actos de violencia física, verbal, moral o psicológica en contra de algún miembro de su familia”, superaron los 15 mil reportes vía telefónica, lo que ubica al estado en el lugar 15 del país, ya donde la cifra nacional alcanzó casi 700 mil telefonemas por este asunto.

En el dato desagregado relativo a llamadas de emergencia relacionadas con incidentes de violencia contra la mujer, el informe contabiliza para nuestro estado un total de mil 373 casos, de 106 mil 765 en el contexto nacional; en tanto que, por abuso sexual, se registraron 3 mil 797 casos reportados a través de llamada telefónica en el país, de las cuales sólo seis correspondieron a nuestra entidad.

El mismo informe refiere que las llamadas de emergencia por incidentes de acoso y hostigamiento sexual en 2017 acumularon 4 mil 415 reportes, de los cuales solamente 25 se originaron en Aguascalientes, por violación el dato a nivel nacional es de 3 mil 576 casos, de los cuales 11 se hicieron desde este estado.

El SESNSP puntualiza en el informe que el reporte de llamadas de emergencia al 911 proviene de los 194 centros especializados para esta labor en el país, es remitido mensualmente de las 32 entidades federativas y no constituye una denuncia, sino probables incidentes de emergencia con base en la percepción que sobre el evento tiene la persona que realiza la llamada.

Así que las estadísticas permiten ampliar el análisis a casos posiblemente no denunciados de violencia contra la mujer captados por dichas llamadas.