El estado mexicano de Puebla, ubicado en el altiplano central y con Puebla de Zaragoza como su capital y ciudad más importante, representa en estos momentos uno de los destinos turísticos más importantes de todo el país. Su localización y paisaje espectacular son sus dos grandes bazas para captar la atención tanto del turismo nacional como del internacional

Puebla es un imán para los propios mexicanos que encuentran aquí unos fabulosos atractivos naturales en marcos idílicos y ensoñadores. Los ciudadanos de México conocen la belleza y encantos que guarda esta ciudad y sus alrededores. Rincones que todavía no han sido descubiertos por el turismo masivo, por lo que es un lugar que mantiene la realidad de un pueblo carismático fiel a sus costumbres, tradiciones y raíces.

Puebla cuenta con un gran número de atractivos turísticos para el turista extranjero como puede ser La Catedral de Puebla, su Centro Histórico, el Parián, la Calle de los Dulces, el Museo Internacional del Barroco, la Plazuela de los Sapos, el Tren Turístico, el Barrio del Artista y el Teleférico. Entrar en Puebla es, sobre todo, entrar en el verdadero México, el lugar donde se muestra ante el turista la verdadera idiosincrasia de este pueblo amable y generoso.

¿Qué ver en Puebla?

Puebla es un destino atípico, de gran interés para aquellos turistas que se consideran curiosos, que no se conforman con los tradicionales atractivos dirigidos a la gran masa, sino que buscan algo más, algo más real y sincero.

Puebla escapa del imaginario colectivo sobre el turismo en el país. No obstante, ha sabido posicionarse y obtener adeptos por el encanto de sus calles de ladrillo y azulejo. Los lugares turísticos de Puebla son únicos y una nueva manera de conocer México al completo.

Razones para visitar Puebla

No son pocos los lugares que hay que descubrir en Puebla y razones para conocer sus alrededores. A continuación, se ofrece una pequeña muestra de aquellas razones más importantes para visitar este lugar mexicano.

El centro turístico

El centro turístico de Puebla ofrece una primera oportunidad para extasiarse en la contemplación de la belleza de sus edificaciones, no en vano se la considera una de las ciudades coloniales más importantes y hermosas de toda América Latina.

San Pedro Cholula y otros enclaves

La espectacular imagen de San Pedro Cholula, conocido por su gran Pirámide Prehispánica de nada menos que 16 mil kilómetros cuadrados en su base, la más grande del mundo, no es lo único que hay que ver en este pueblo mágico. Todo el conjunto precolombino merece un análisis en profundidad; el Altar Ceremonial, el Mural de los Bebedores o el Patio de los Altares son algunos buenos ejemplos.

Otros enclaves imprescindibles son Huauchinango, al norte de la Sierra Norte de Puebla; y los propios barrios poblanos como el Barrio de Analco, el Barrio del Artista, Zacatlán, Pahuatlán, Cuetzalán, Atlixco Xicotopec, Tlatlauquitepec, entre otros.

Su gastronomía y clima

No se pueda dejar atrás la gastronomía de uno de los lugares que más ha hecho por darle popularidad a la archiconocida comida mexicana. Es aquí donde tiene su origen el famoso mole poblano, uno de los platos más representativos de México.

Otros de los grandes platos que hay que degustar en Puebla son los chiles en nogada, el mole de caderas, las chamuzas, los pambazos, los tamales, los tlacoyos, las tajas poblanas, el pastel camote poblano o los muéganos para dejar un sabor dulce en el paladar.

Pero ninguna de las actividades, visitas o degustaciones de sus platos sería lo mismo si Puebla no ofreciera ese clima templado ideal la mayor parte del año.

Puebla, destino turístico singular para conocer México

Toda la información vertida en ese artículo representa solo una mínima parte de lo que ofrece. Todo en su conjunto es atractivo, desde el paisaje colonial al clima, su gastronomía e incluso su legado religioso, pues este es otro factor distintivo poblano: la religiosidad católica de sus habitantes.

El encanto de Puebla es distinto, pero muy memorable. Sin duda, este es el lugar ideal para el viajero de a pie que quiere conocer el país por su gente y sus tesoros escondidos. El portal de turismo Lánzate y Viaja sabe esto, dando tips útiles para conocer este y otros estados del país más allá del turismo convencional.

Como ya se ha comentado, Puebla es uno de los destinos más singulares para conocer una nueva cara de México, disfrutar de rincones y sabores maravillosos. Pero, sobre todo, es la ciudad perfecta para conocer la forma de ser del auténtico ciudadano mexicano, además de ser un centro cultural con numerosos museos de gran interés.

Alguno de estos centros que no hay que perderse son el Museo Regional de Puebla, el Museo Regional Casa del Alfeñique, el museo de Arte religioso Ex Convento de Santa Mónica o el Museo de la Evolución o el Planeta de Puebla.